Valencia se ha sumado a las ciudades que apoyan el uso de los nuevos vehículos de movilidad personal. Así lo corrobora un reciente estudio realizado por Levante-EMV, según el cual los usuarios de patinetes eléctricos en el carril bici ya ascienden casi al 25% del total.

La metodología utilizada

El periódico valenciano tuvo como muestra más de 500 usuarios de patinetes eléctricos en el carril bici. Para el monitoreo, los datos fueron tomados cada 20 minutos, en distintos tramos ciclistas de Valencia. También, fueron considerados solamente días laborables, antes y después de las fiestas decembrinas.

Las tendencias

Aunque la mayoría de los usuarios van montados en bicicletas, con un contundente 77,8 %, el resto prefiere el uso de patinetes eléctricos en el carril bici (22,2%). Este porcentaje es sorprendente si se considera que hace apenas dos años éstos ni siquiera existían en Valencia.

Incluso, se piensa que la expansión podría mantenerse exponencialmente durante el 2019. La razón es que muchas empresas están esperando la nueva Ordenanza de Movilidad, con las correspondientes tasas fiscales, para poder circular nuevamente patinetes eléctricos en el carril bici.

patinetes eléctricos en el carril bici

De todas maneras habrá que esperar para ver si se cumplen los pronósticos. Aún cuando todos los departamentos comerciales de los grandes y medianos almacenes, coinciden en que los patinetes eléctricos fueron el regalo estrella de las navidades y reyes de este año.

Otros datos curiosos

No se observa una gran diferencia en la preferencia de uso de la vía para bicicletas al tratarse del género. El 59% de los usuarios que emplean el canal bici son hombres y las mujeres alcanzan el 49%.

También, se constató que el uso de los patinetes eléctricos en el carril bici disminuye en los barrios periféricos de Valencia. En cambio, en el entorno del Anell Ciclista presenta un uso elevado.

Lo anterior podría obedecer a que el precio de los patinetes eléctricos, entre 250 y 450 euros, los convierten en menos asequibles entre la clase obrera. Igualmente, su autonomía limitada a 30 km/h los hacen más prácticos para traslados en distancias cortas, y no para viajes hacia zonas periféricas del centro de la ciudad.

Además se pudo conocer que los usuarios de patinetes eléctricos ya superan en cantidad a quienes emplean el sistema de bicicleta pública Valenbisi por el carril bici. Éste resultó ser solamente del 13,6 %.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here