La de Abanca es una iniciativa que deberían seguir todos los bancos, por no incluir todos los empleadores que deseen apoyar la movilidad sostenible entre sus empleados. La entidad financiera ha habilitado un sistema de reservas de patinetes y bicicletas eléctricas para sus trabajadores, quienes ahora podrán desplazarse hasta la oficina sin generar emisiones y sin sufrir los atascos habituales en las grandes ciudades españolas.

Servicio de préstamo de patinetes eléctricos

Abanca ha diseñado un sistema de reservas online mediante el que cada empleado podrá gestionar el uso de estos vehículos eléctricos de movilidad personal. Por el momento, el servicio de préstamo gratuito de patinetes eléctricos y bicicletas con pedaleo asistido estará disponible en las sedes corporativas de Coruña, Vigo y Madrid.

Tras ello, Abanca activará una segunda fase de promoción de la movilidad eléctrica mediante una promoción especial para que sus trabajadores puedan comprar un patinete eléctrico con el que desplazarse por las ciudades a un precio muy ventajoso.

La iniciativa de apoyo a la movilidad eléctrica y sostenible de Abanca se enmarca entre otras actuaciones a raíz de una fuerte apuesta por un nuevo modelo de oficina sostenible. Entre otras, la empresa española está haciendo esfuerzos por reducir su consumo energético, sus emisiones y, sobretodo, «mejorar la calidad de vida» de sus empleados y clientes.

En 2018 Abanca logró una reducción del 2,2% en el consumo de papel, del 10,6% en el consumo energético por empleado, del 8,1% el del gasóleo y del 3,8% en las emisiones de CO2 por empleado. Ahora se desmarca del resto de entidades bancarias con una iniciativa de préstamo de vehículos eléctricos a coste cero de la que los grandes bancos españoles deberían tomar nota. ¿Cuántas empresas seguirán la senda abierta por Abanca?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here