Los vehículos de movilidad personal (VMP) han sido parte de la solución a varias problemáticas referente al transporte y al deterioro ambiental en todo el mundo. Sin embrago, los patinetes eléctricos están siendo fuertemente señalados por los accidentes que han provocado.

España ha sido uno de los países más relacionados con incidentes por patinetes eléctricos. Cifras oficiales de la Seguridad Vial han anunciado que en todo el año 2018 se han producido 273 accidentes en 44 ciudades del país. Las cifras en Barcelona son las más altas, pues 203 de los incidentes han sido por imprudencias de los conductores, a pocos días de finalizar el año se registran 2.330 infracciones.

Solución vial en peligro

Los patinetes eléctricos contribuyen a una vialidad libre de emisiones de carbono y un tránsito un poco más despejado. Sin embargo, las cifras y denuncias por accidentes ponen en jaque la operatividad de las compañías prestadoras de servicios de VMP.

Accidentes por patinetes eléctricos

Ante la crecientes infracciones, la Dirección General de Tráfico (DGT) pretende implementar nuevas regulaciones. Por ello, varias compañías de VMP han sido notificadas del alto a sus operaciones. Mientras la DGT no anuncie la propuesta de regulación, los patinetes eléctricos no estarán con libertad para recorrer la ciudad.

Autoridades y conductores son parte de la solución

El tema legal es bastante complicado. La Fiscalía espera que la policía local entregue informes con investigaciones más profundas sobre los accidentes causados por patinetes y bicicletas eléctricas. En el caso de haber victimas mortales por arrollamiento, se supone que la Policía debería realizar un atestado por homicidio imprudente. Sin embargo, lo que existe hasta ahora para tal caso es una situación de ilegalidad.

La solución a este problema depende en gran parte de la conciencia que puedan tener los conductores de los patinetes. Los límites de velocidad en aceras y pasos peatonales son prevenciones mínimas que se deben atender.

El respeto y debido cuidado con personas de movilidad reducida, como ciegos y minusválidos, es bastante necesario. Ellos son la población más propensa a ser impactada por un patinete eléctrico.

Responder

Introduce tu comentario
Introduce tu nombre