Las bicicletas eléctricas de Uber son la nueva tendencia de la compañía de servicios de transporte. Su alto índice de sostenibilidad ha llevado a renovar y mejorar las características de estas bicicletas eléctricas. El propósito es optimizar su uso y revolucionar la manera en que nos desplazamos.

Modernización del diseño pensado en los usuarios

El nuevo concepto de JUMP para las bicicletas eléctricas incluye un soporte para el móvil, lo cual permitirá adiestrar la navegación vía GPS. Del mismo modo, las bicicletas eléctricas de Uber contarán con un nuevo sistema de aseguramiento cuando parquees. El viejo candado robusto en forma de U será sustituido por un cómodo cable retráctil. Esta innovación nos facilitará la vida a la hora de bloquear la bicicleta cuando necesitemos detenernos.  

Por otro lado, cuando reservemos, ya no tendremos que usar esos engorrosos pines de desbloqueo. Uber ha implementado la tecnología de escaneo de códigos QR. Por lo tanto, ¡podremos acceder a nuestra bicicleta tan rápido como chasquear los dedos!

Uber a Pedales

Disponibilidad del servicio garantizada

La compañía principal de diseño de estas bicicletas eléctricas, JUMP, se toma muy en serio la movilidad como servicio para todas las ciudades inteligentes en donde están presentes. Por esto, han incorporado un sistema de baterías intercambiables, con lo cual no se tendrán que sacar de servicio las bicicletas eléctricas que necesitan ser recargadas. Simplemente sustituirán una batería por otra en tan solo minuto. Así, la cantidad de bicicletas disponibles podrá mantenerse en un buen número.

Otra de las actualizaciones con las que contarán las bicicletas eléctricas de Uber en cuanto al diseño será mover el tablero de instrumentos que se encontraba en la rueda trasera a la parta del manillar. Así, colocar una bicicleta en espera o hacer la solicitud de reparación de las mismas será muchísimo más fácil.

No menos importante, este nuevo modelo contará con un envío de diagnóstico en tiempo real a JUMP. ¡Así es! Las bicicletas eléctricas de Uber podrán mantener comunicación con los centros de servicio y reparación para poder llevarles asistencia inmediata a las bicicletas eléctricas que alquilen los usuarios.