La Asociación de Marcas y Bicicletas de España (AMBE) se ha encargado diligentemente de proporcionar estadísticas sobre el mercado de bicicletas. Esta asociación de fabricantes, importadores, distribuidores y agentes del sector ciclista realizó un estudio donde se refleja la evolución de las bicicletas eléctricas en España, con relación otras bicicletas como las de montaña y las de carretera en 2018.

Lo más relevante de 2018

Entre las cifras manejadas por el AMBE, nos encontramos con que el 20% de las bicicletas que se dispusieron para la venta son bicicletas eléctricas.

La cuestión es que, en lo que respecta a ventas, las bicicletas eléctricas representaron un 6,8% de las ventas del sector. Es decir, de las 1.116.232 vendidas en 2018, 72.205 fueron bicicletas eléctricas.

Al compararlo con 2017, encontramos un aumento del 78% en ventas de unidades de este tipo de bicicletas, y un 2,5% más en su participación en las ventas de bicicletas.

¿Qué nos dicen estas cifras?

Bicicleta eléctrica

Esto indica que la demanda no es necesariamente para la oferta, quizá cayendo en una sobre-oferta de bicicletas eléctricas. Esto debido que la poca dificultad de entrar en este negocio, la facilidad de importación de componentes y bicicletas eléctricas a menor costo y el avance tecnológico en vehículos de movilidad personal (VMP) atrajo muchos emprendedores y empresas de transporte ya consolidadas a unirse a este mercado.

Por otra parte, el aumento en ventas y en producción se justifica porque tanto las empresas de transporte como los entes de transporte público y privado están fomentando que los usuarios prefieran una bicicleta o monopatín antes que automóviles. La misma infraestructura de las calles está cambiando hacia un futuro lleno de VMP. Al proyectar esto, suena lógico el invertir en una mayor producción para satisfacer la demanda futura.Otra posible razón por la que la venta de bicicletas eléctricas no se encuentra tan igualada a la oferta es debido a los precios. En promedio, una bicicleta eléctrica cuesta 2.100 euros. Al compararlo con otro tipo de bicicletas, hallamos una gran brecha. Las bicis tradicionales de carretera con un promedio de 1.670 euros, las montañeras en 680 y las típicas de ciudad desde 248. Efectivamente, el uso de las bicicletas, eléctricas o no está en auge, pero hay una incógnita en el aire: ¿hoy es el momento de invertir tanto en una bicicleta eléctrica, o es luego, cuando las regulaciones, avances tecnológicos e infraestructura para su tránsito estén mejor consolidados?