Terrafugia, la compañía estadounidense líder de la Revolución de la Movilidad y fabricante de autos voladores, que fue fundada en 2006 por un grupo de egresados del prestigioso Instituto de Tecnología de Massachusetts y con sede en Woburn, Massachusetts, se ha aliado con Geely para presentar en el mercado a TRANSITION, un vehículo con la capacidad de cambiar, en menos de un minuto y con solo presionar un botón, del modo conducción en tierra al modo de vuelo.

Según afirma el fabricante Terrafugia, por ahora, este vehículo en su modo avión puede alcanzar los 640 km/h y cómo un coche normal puede llegar hasta 160 km/h.

Entre las características resaltantes de TRANSITION, técnicamente hablando,  se puede destacar que cuenta con alas plegables y cuatro ruedas, además de una hélice de impulso, ubicada en la parte posterior. Con un motor eléctrico híbrido de cuatro cilindros, puede alcanzar altitudes de hasta 9,000 pies, con un rango de vuelo de 400 millas. Sus controles son independientes: para desplazarse en el aire tiene los implementos convencionales, pedales de yugo y timón, mientras que para transitar por carreteras cuenta con pedales de freno, volante y un acelerador convencional.

TRANSITION, un medio de transporte seguro, sencillo y responsable

Aunque puede desplegar sus alas con tan solo pulsar un botón, TRANSITION sólo puede despegar en aeródromos.

Como elementos de confort y seguridad, TRANSITION tiene asientos cómodos, espacio de almacenamiento para el equipaje, cinturones de seguridad y bolsas de aire. Cuenta con cámaras de visión trasera, un nuevo sistema de paracaídas, así como una modalidad de refuerzo, para proveer un breve impulso de potencia extra, cuando se desplaza por los aires.

TRANSITION además cumple con los estándares de la Administración Nacional de Seguridad de Carreteras y Tráfico, sin embargo se requiere que los consumidores tengan licencia de piloto para poder operarlo. Sin embargo, aún no podrá sacarlo de un atasco de tráfico, pues aunque es el primer vehículo certificado para conducir en las carreteras de los EE.UU y también volar por su espacio aéreo, solo puede despegar y aterrizar  en aeródromos.

Aunque probablemente no sea el vehículo más elegante que pueda transitar por carreteras o surcar los cielos, y que su precio aún no este determinado, las ventas preliminares para el primero de los modelos estaban pautadas para octubre y se tienen grandes expectativas, según la agencia de noticias china Xinhua. Este hibrido de coche volador que constituye el primero en su tipo podría acaparar los mercados europeos, asiáticos y norteamericanos con rapidez, representando un valor agregado en la lucha contra la problemática ambiental.

Responder

Introduce tu comentario
Introduce tu nombre