Las ciudades pueden convertirse en una anarquía a ciertas horas del día, incluso en ocasiones llegan a parecer una jungla. Conductores atascados en el tráfico con mucho estrés, una cantidad importante de peatones, motos que se mueven como pueden en las vías. Estas circunstancias son una mala combinación para cualquier persona. Ante este contexto, comprar una bicicleta eléctrica puede ser una de las mejores alternativas.

Razones para comprar una bicicleta eléctrica

Te preguntarás ¿por qué comprar una bicicleta eléctrica? Pues resulta ser una solución que permite una movilidad más sencilla y sostenible por la ciudad. Si aún no estas convencido entonces te mencionaré 5 ventajas de tener una bicicleta eléctrica como medio alternativo de transporte.

Son ecológicas

comprar bicicleta eléctricas

Al no tener tubo de escape, las bicicletas eléctricas no emiten ningún tipo de gas. Dependiendo del porcentaje de energía renovable utilizada para la generación, será más o menos sostenible en lo relativo a la carga. Para que tengas una idea, el consumo eléctrico es aproximadamente de 1 kWh por cada 100 km. Son números tan reducidos que prácticamente son despreciables. 

La autonomía que tienen las bicicletas eléctricas también es una de las principales razones para comprarlas. Pueden alcanzar los 100 km y no es necesario que sean cargadas todos los días, puesto que las distancias no suelen pasar de 20 km diarios. Su batería puede ser cargada en cualquier enchufe. Adicionalmente, si no quieres meterla en tu casa, puedes extraer su batería y aparcarla como una bicicleta normal. 

Te ahorran dinero

Es el vehículo más económico en relación al esfuerzo realizado y el trabajo ejecutado. Por su puesto, lo más barato es caminar; sin embargo, no vas a llegar muy lejos andando. La bicicleta tradicional seria el paso siguiente, pero con su versión eléctrica puedes mitigar los exhaustivos esfuerzos de las cuestas.

comprar bicicleta eléctric

Básicamente, su compra es una inversión a mediano y largo plazo. Existen modelos clásicos con gran autonomía (hasta 70 km) por debajo de los mil euros. Por otra parte, al comprar una bicicleta eléctrica no pagarías impuestos de circulación, matriculación, seguro. Tampoco tendrías preocupaciones por el aparcamiento y costes de mantenimiento.

Es un vehículo 2 en 1

Puedes elegir utilizarla en su forma convencional, es decir, pedaleando. De esta manera no perderás la esencia de la bicicleta y harás ejercicio de manera divertida. Por su puesto, está el modo eléctrico, que aunque con menor autonomía (hasta 40 km), aguantan todos los caminos y tienen mayor estabilidad.

Lo recomendable es hacer uso en sus dos modos. Recuerda que el ejercicio realizado en el pedaleo diariamente en una bicicleta evita muchas enfermedades cardiovasculares y reduce el sedentarismo. La gran diferencia de la bicicleta eléctrica radica en que si te cansas, ¡tiras de motor! Y puedes desplazarte sin realizar ningún esfuerzo significativo.

comprar bicicleta eléctrica

Cuando utilizas una bicicleta existe una sensación de libertad por un lado y cercanía a la gente por otro. Esto es una gran satisfacción, totalmente diferente a la sensación de moverte estresado en coche o en transporte público. 

Buena velocidad y largos recorridos

Suelen alcanzar un límite de velocidad de 25 Km/h con una potencia nominal del motor limitada a 250 W. Estos son requisitos legales para poder circular con ellas. Esta velocidad, junto con la asistencia del pedaleo, permiten que este vehículo sea uno de los más rápidos para circular en una ciudad. Podrás ver a otros conductores atascados mientras circulas libremente.

Es importante recalcar que el pedaleo asistido convierte a la bicicleta eléctrica en una opción viable para distancias largas. Por otro lado, pese a ser un vehículo a motor, no requiere de licencia para su conducción, por lo que es una opción accesible para cualquier tipo de público.

Vehículo adaptado a la ciudad

Al comprar una bicicleta eléctrica, podrás utilizarla en todo un trayecto, o puedes combinarlo con otros medios de transporte. El simple de hecho de simplificar algunos recorridos que de cualquier otra manera serían imposibles es una gran ventaja. Además, el poder meter la bicicleta eléctrica en el metro y en los trenes posibilita desplazamientos entre ciudades.

comprar una bicicleta eléctrica

También es destacable que algunas bicicletas eléctricas son plegables. Podrás guardarla en cualquier armario y te ahorrarás el tener que transportarla en un coche o dejarla en la calle.

Las bicicletas eléctricas y el panorama

Aun te preguntas ¿por qué comprar una bicicleta eléctrica? Es necesario tener en cuenta que las ciudades se están volviendo cada vez más “amigables” para ciclistas y bicicletas. Se están incorporando carriles particulares, calzadas compartidas, sistemas de bicicletas públicas y aparcamientos para bicicletas.

El resultado lógico es que cada vez habrá más usuarios que se atrevan a moverse en bicicletas eléctricas por la ciudad. Automáticamente, con un mayor número de usuarios, la seguridad en la calzada también mejora. Finalmente, al aumentar las ventas de bicicletas eléctricas y mejorar la tecnología, los precios también podrán disminuir. Entonces ¿qué esperas para comprar una bicicleta eléctrica? Se parte de este gran cambio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here