Didi Chuxing, la compañía conocida como el Uber chino, pone en marcha en Shanghái un interesante proyecto piloto. Consiste en brindar, por medio de un vehículo autónomo, el servicio de taxi sin conductor. Y Didi no piensa quedarse solo en la capital económica del gigante asiático. Tiene planificado extender este servicio por toda China e incluso a América Latina.

Arranca la prueba piloto

taxi autonomo DiDi
Presentación de los taxis autónomos de DiDi durante la WAIC 2019.

El cofundador y responsable tecnológico de Didi Chuxing, Zhang Bo afirma que “Estamos a la espera de que otro departamento expida las licencias para que los automóviles puedan transportar pasajeros. Esperamos poder arrancar en los próximos meses”. Sin embargo, desde el pasado miércoles 28 de agosto, Didi está debidamente autorizada para que sus vehículos sin conductor, puedan operar como cualquier taxi, en el distrito de Jiading. 

Y aprovechando esta oportunidad, Didi les propone a sus clientes de Shanghai que requieran movilizarse dentro del área abarcada por el proyecto piloto, que soliciten un taxi sin conductor. Y si el cliente acepta, el servicio será totalmente gratuito. Con el fin de ofrecer este servicio, ya tiene habilitados 30 coches, con nivel de autonomía 4

Un vehículo con este nivel de autonomía, en este caso un modelo del fabricante americano Lincoln, es capaz de reaccionar correctamente ante las señales de tráfico. Frena cuando se encuentra con peatones ficticios, que han sido ubicados al azar o, cuando detecta reductores de velocidad de tipo trapezoidal. Por supuesto, está preparado para guiarse por las diferentes calles del trayecto. 

Y aunque en el puesto del piloto debe haber un conductor, según exigencias de la normativa de seguridad, este no necesita tocar ninguno de los elementos de control del automóvil, que está programado para detenerse exactamente en el punto indicado.

Cada vez es más sencillo

Para disfrutar de este servicio, el cliente solo debe abrir la aplicación y seleccionar el trayecto que desea realizar.

Si acepta la propuesta de Didi de usar uno de sus vehículos autónomos, ya solo tiene que esperar a que el taxi llegue hasta donde él está ubicado, pues el GPS localiza al cliente. 

taxi autonomo DiDi
Un hombre sostiene la puerta de uno de los taxis autónomos de DiDi. Foto Cortesía: REUTERS/Josh Horwitz.

Al abordar el taxi, el pasajero debe confirmar su destino e iniciar el recorrido, tocando una pantalla. El coche se pone en marcha automáticamente. Mientras tanto, va mostrando el trayecto y los diferentes obstáculos conseguidos. Estos son registrados por el sistema LiDAR, los sensores, y las cámaras instaladas en el techo.

Abriendo el mercado

Con esta prueba piloto, se busca popularizar los coches autónomos. En Didi “creemos que el transporte público es la mejor forma de popularizar los vehículos autónomos, porque las limitaciones que todavía tienen no los hacen tan atractivos para el público general. No tiene sentido adquirir un coche que solo se puede utilizar con buen tiempo y en zonas concretas”, afirma Zhang.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here