Todo parece indicar que el futuro cada vez deja de estar muy lejos… y la competencia entre compañías está cada vez más reñida. Esta vez es el turno de dos empresas repartidoras de comida que buscan ganar territorio en las calles de San Francisco con sus coches autónomos.

Postsmates y DoorDash están compitiendo frente a frente en todos los ámbitos. Sin embargo, Postmates ha jugado adelantado con la puesta en marcha de sus coches autónomos, Serve. Este pequeño robot va del restaurant a la puerta de tu casa a entregarte el pedido.

General Motors es el aliado ideal

Para DoorDash, quedarse atrás no es una opción. Por ello, colocará en las calles de San Francisco su propia flota de vehículos autónomos para realizar entregas a domicilio.

General Motors cuenta con uno de los sistemas de conducción automática más avanzados del mundo automotriz. Por esto, DoorDash ha firmado un acuerdo con Cruise Automation, empresa filial de GM, para centrar sus servicios en el área de la Bahía de San Francisco.

DoorDash

Lo que no se sabe con certeza es qué cadenas de comida rápida y de restaurantes están acompañando a DoorDash en este proyecto. Sin embargo, se ha conocido que algunas cadenas de supermercados apoyan en su totalidad la iniciativa utilizar vehículos autónomos para realizar entregas.

El coche autónomo elegido

Tony Xu, director ejecutivo de DoorDash ha dicho que “los vehículos autónomos jugarán un papel fundamental en el futuro del reparto”. Ha afirmado también que la tendencia de los consumidores a realizar compras a través de internet es cada vez mayor. Por ello, “estamos confiados de que la tecnología líder de Cruise nos ayudará a escalar y alcanzar la demanda de los consumidores.”

Dan Ammann, director ejecutivo de la filial de GM, cree que “el reparto es una oportunidad notable para Cruise”. Así mismo, Ammann espera que a partir de este proyecto, Cruise pueda desarrollar la comercialización de sus coches autónomos y transformar la industria del transporte para siempre.

DoorDash

Por esta razón, el vehículo autónomo de Cruise, el Chevy Bolt EV, será el modelo utilizado por DoorDash para la ejecución de su proyecto.

Este esfuerzo de DoorDash apunta a que los clientes “opten por recibir un vehículo autónomo de reparto en la acera”, según un comunicado oficial. Para ambas compañías, este proyecto ambicioso ha resultado en un trabajo satisfactorio. Por lo tanto, esperan que en menos de un par de meses el proyecto se encuentre en marcha.

Summary
Author
Publisher Name
De PerSEO para Nueva Movilidad