Cuando se informó que Tesla había contratado a Jim Keller, un reconocido diseñador de chips de AMD en 2016, todo apuntaba a que Elon Musk y Tesla buscaban desarrollar su propio chip de silicio en pro de lograr avances con sus coches autónomos. Adicionalmente, posterior a la contratación de Keller, se reforzó el proyecto con la incorporación de un equipo de arquitectos de chips y ejecutivos de AMD, que también se integraron a Tesla.

La conducción autónoma total, una certeza

Dos años después, Elon Musk confirmó que Tesla está desarrollando su propio chip de inteligencia artificial. Es decir, se ratificó la intención de Tesla de avanzar en el desarrollo de sus coches autónomos.

El ahora ex jefe de hardware del equipo de desarrollo del Tesla Autopilot, Jim Keller, diseñador del chip de computadora de autoconducción de Tesla, afirma que, después de trabajar en la compañía, puede solucionar la conducción autónoma.

Y es que Keller era el líder del programa, además de tener otras responsabilidades de hardware en la empresa fabricante de automóviles. En un determinado momento, lideró el equipo de Tesla Self-Driving Computer, presentada el año pasado, pero en 2018, después de haber diseñado el chip, Keller se fue de la empresa. Ahora trabaja en Intel.

La opinión del experto

Jim Keller conduccion autonoma tesla
Keller ahora es miembro de Intel.

Entrevistado por Lex Fridman para su podcast AI, Keller afirmó que la conducción autónoma es un problema que se puede resolver. Pareciera que, para él, Elon Musk va bien encaminado.

Esto a pesar de algunos desaciertos de Elon Musk, con respecto al cumplimiento de los tiempos en su programación. Musk, quien ha desarrollado y anunciado diversos cronogramas de avance para el Autopilot y el autocontrol completo de sus coches autónomos, prácticamente ha errado en todos.

Pero no hay que olvidar que se trata de Elon Musk, creador entre otros proyectos, del Hyperloop, por ejemplo. Quizá por eso y para poner en perspectiva los errores en el cumplimiento de sus cronogramas, Keller considera que «El progreso decepciona a corto plazo, sorprende a largo plazo».

Esta afirmación puede considerarse una señal de confianza de Keller tanto en el enfoque basado en datos de Tesla como en Musk, para el autoconducción y en su capacidad para resolver el problema.

El tiempo dirá si Jim Keller tiene razón

Y como Musk no se detiene y avanza continuamente en todos sus proyectos activos, tiene planificado lograr un sistema completo de conducción autónoma, para fin de año, con supervisión del conductor. Programa, además, la eliminación gradual de la supervisión del conductor, a medida que la seguridad vaya aumentando en los próximos años.

Esto implica que, si esta vez se cumple el cronograma según lo planificado por Musk, el tiempo también le dará la razón a Keller. Habrá que esperar entonces pues solo el tiempo dirá si tiene o no la razón y para cuando se podrá hablar de una conducción totalmente autónoma.

Fuente: Electrek.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here