H2BusEurope, es un programa llevado a cabo en países como Dinamarca, Letonia y Gran Bretaña, el cual tiene como objetivo establecer instalaciones aptas para que autobuses con hidrógeno como combustible circulen y se abastezcan apropiadamente a través de dichos países. Esto incluye también el mantenimiento y desarrollo de los vehículos, estaciones de recarga de combustible y la logística del transporte urbano.

Dinamarca como principal precursor

En primera instancia, los cambios para llevar este proyecto a cabo iniciarán en Dinamarca. Era de esperarse, pues la sede central del la producción industrial a gran escala de las estaciones de recarga de hidrógeno se encuentra allí. La compañía responsable de esto es Nel ASA, ubicada en la ciudad danesa de Herning.

Los pronósticos estipulan que para 2020, 200 de los planificados 600 autobuses que utilizan hidrógeno como combustible estarán operativos y se contará con infraestructura apta para la prueba. Por los momentos, esto se destinará únicamente a Dinamarca y luego se extenderá hacia Gran Bretaña y Letonia.

Financiamiento del H2BusEurope

Se espera que los autobuses que utilicen hidrógeno como combustible dominen las vías para 2025.

H2BusEurope recibió un ingreso de 40 millones de euros otorgados por parte del programa europeo “Connecting Europe Facility” (CEF) gracias a sus avances en el uso del hidrógeno como combustible. El proyecto de estos autobuses de hidrógeno presupuestaba un costo de construcción de infraestructura aproximado al monto mencionado.

“Estamos extremadamente satisfechos de que el programa CEF haya seleccionado nuestro proyecto para el financiamiento de 40 millones de euros. Los autobuses que usan el hidrógeno como combustible están listos para el despliegue masivo en la Unión Europea, y este proyecto es un paso crucial para que el costo total de propiedad de los autobuses con hidrógeno como combustible se asemeje a los costos del combustible fósil.” Dijo Jacob Krogsgaard, vicepresidente de Nel Hydrogen Solutions.

CEF, por su parte, también se ve beneficiado por esta alianza. Uno de los objetivos de este programa es el de descarbonizar el transporte en Europa. A su vez, recibió una inversión de la Comisión EU por un monto de 700 millones de euros. Desde 2014, el año en que CEF inició operaciones, han apoyado aproximadamente 641 proyectos con un total de 22,3 millones de euros.

La capital de Dinamarca, Copenhagen, está planeada para convertirse en la primera ciudad neutral en CO2 en el mundo para 2025, mientras que el gobierno presenta un plan de recuperación ambiental. He allí su entusiasmo por el autobús de hidrógeno.