Podrías pensar, “¿por qué es relevante para mi bicicleta eléctrica que se le diga de una forma u otra?”. Lo cierto es que la respuesta puede ayudar a comprender una nueva modalidad de la bicicleta de montaña. Entonces, es conveniente entender con claridad estos conceptos con un elemento que está revolucionando el mundo de la movilidad. Específicamente el mundo de las dos ruedas. Se trata, por supuesto, del motor.

Tal vez te interese: Bicicletas eléctricas de 250W que cumplen con las regulaciones en España.

La incorporación de la asistencia eléctrica puede transformar por completo el concepto de lo que se considera como una bicicleta. Entonces, conocer bien este elemento es algo fundamental al decantarnos por los diferentes tipos de bicicletas que ofrece el mercado. Ya sea que prefieras una bicicleta convencional o una bicicleta eléctrica.

La opinión de un experto

Juan Ochoa es conocido por ser uno de los pioneros de la bicicleta de montaña en España. Desde 1991, en conjunto con su amigo Juanma Montero, protagonizó un popular programa en TVE. Se trata de la serie Al Filo de lo Imposible, dedicado a la bicicleta de montaña. En el show exhibían habilidades extraordinarias.

Posteriormente con el pasar de los días abrieron una de las primeras tiendas de Madrid. Desde entonces, Ochoa es un apasionado de las bicis eléctricas: “Fuimos una tienda pionera, de las primeras especializadas en la bici de montaña. Y luego, repetimos con las e-bikes: desde el minuto cero en que hubo una e-bike con motor central y una cierta pretensión de bicis deportivas como las actuales. Me subí a una hace seis años, ya no me he bajado de ella”, opinó el experto.

Sobre el motor de la bicicleta eléctrica

Juan Ochoa bicicleta eléctrica
Juan Ochoa. (Cortesía: El Confidencial).

Ochoa, agregó: “Lo más importante a considerar es que el motor no deja de ser una ayuda más. Y lo recalco como profesional…”. Entonces, el ciclista aporta una diferencia fundamental: “Hoy, una horquilla de suspensión es una ayuda para bajar más rápido y más cómodo, como unos frenos de disco más potentes. Un motor ayuda, pero no te sube, tienes que seguir pedaleando. Una bici con motor no es una bici a motor, es un empuje”.

Finalmente, Ochoa puntualizo, “si subes una cuesta a 8km/h asfixiado, con el motor subes a 12 o 15 km/h, pero pedaleando”. El pionero de la bicicleta eléctrica piensa que puedes aprovechar y jugar con el nivel de esfuerzo para estirar la batería. Por ejemplo, de hacer rutas de 25 km con un desnivel fuerte, a hacer rutas más largas, con cuidado y asistencia limitada.

En síntesis, una bicicleta con motor te ayudará a hacer recorridos, aunque una bici eléctrica no hará el trabajo por ti.

Fuente: El Confidencial.

Responder

Introduce tu comentario
Introduce tu nombre