Yandex es una empresa de renombre en Rusia que está incursionando en la tecnología de los coches autónomos. La compañía rusa destaca por ser la más grande del país y poseer el mayor motor de búsqueda de la nación.

Recientemente, la firma ha decidido lanzarse de forma agresiva en el desarrollo de coches autónomos. Las nuevas intenciones de Yandex podrían generar un cambio en el liderazgo estadounidense en este sector.

Yandex ha venido desplegando desde mediados del 2017 un ambicioso proyecto de coches autónomos con sorprendentes logros. El desarrollo del proyecto, a diferencia de la competencia, no solo funciona en vías públicas. También se puede emplear en espacios privados y así estacionar un coche  sin ayuda del conductor.

Las pruebas para la tecnología de coches autónomos

coche autonomo ruso

Luego de probar vehículos que hacen uso de la tecnología de Yandex en las calles de Las Vegas, se demostró que el sistema permite a los coches autónomos alcanzar velocidades de unos 70 Km/h, además de un frenado rápido. Destaca el hecho que ambas características en otras empresas deben ser probadas con la ayuda de los conductores.

Por otra parte, la velocidad y el frenado no sólo se han mostrado en las Vegas, sino también a través de una flota de taxis autónomos. Las pruebas se desarrollan por ahora solo en algunas ciudades de la nación euroasiática tales como Moscú y Skolkovo

La empresa ha mostrado a sus usuarios el funcionamiento de esta tecnología de coches autónomos, quienes disfrutan del servicio gratuitamente. Hasta ahora solo se emplean 15 vehículos en este proyecto pero se espera aumentarlos a 100 para este año.

Yandex también trabaja para exportar su sistema a otras naciones entre las cuales destaca Israel como punto de partida esperado. Por ahora, el uso de estos taxis se hace con un conductor auxiliar para mayor seguridad. No obstante, se espera que en el futuro esta figura desaparezca y se deje todo en manos del vehículo.

Expectativas ante el caos en el tráfico

El principal problema para implementar la tecnología de coches autónomos son las variables de los demás elementos del tráfico. Destacan factores como los conductores de los demás vehículos, así como los peatones que no respetan las normas de tráfico. Las variantes mencionadas constituyen situaciones que resultan de alta dificultad para la predicción por los sistemas autónomos. Pese a estos inconvenientes, Yandex ha mostrado estar preparado superando con éxito las pruebas a las que se ha sometido.