Aunque se retractó, la Agencia de Transporte de Suecia ha amenazado con prohibir temporalmente la venta de coches de Tesla. Alegan posibles problemas con las actualizaciones vía Over The Air (OTA) de sus sistemas de infoentretenimiento y el piloto automático.

La Autoridad de Vehículos de los Países Bajos en la cadena de movilidad, contratada para aprobar el tránsito de los coches de Tesla por las carreteras del continente europeo, ha recibido diversos informes, enviados por la Agencia de Transporte Sueca, al respecto.

¿Fallan los coches o falla la Ley?

Aparentemente, se han detectado algunas deficiencias en las actualizaciones del software de los coches de Tesla. El problema específico se debe a las actualizaciones OTA del piloto automático, que se remontan al año 2015.

Con respecto a la problemática, Anders Gunneriusson, representante de la Agencia de Transporte de Suecia, declaró a los medios de comunicación: “Creemos que Tesla no actuó de acuerdo con el tipo de legislación vigente en Países Bajos. Pensamos que la aprobación dada es contraria a la ley”. Sin embargo, la Agencia Sueca no ha querido dar más detalles sobre el posible fallo de los coches de Tesla.

Tesla en Suecia

Sobre las actualizaciones OTA de los coches de Tesla, María Lantz, gerente de la empresa en Suecia, afirma que “todas las actualizaciones que realizamos en automóviles en Europa cumplen con todos los requisitos de aprobación aplicables dentro de la Unión Europea, y estamos revisando cualquier cambio que pueda afectar a la aprobación con las autoridades responsables. De esta manera, podemos mejorar continuamente la seguridad a lo largo de la vida útil del automóvil”.

Sin embargo, Gunneriusson advirtió: “en la legislación, tenemos una cláusula que significa que Suecia interrumpirá la venta de automóviles Tesla durante seis meses si existe un riesgo grave para la seguridad”. Hasta el momento, la Agencia de Transporte de Suecia no ha mencionado ningún riesgo de seguridad específico.

¿Fin de la historia?

Ahora, el gobierno sueco ha realizado una declaración oficial anunciando que dan por cerrado el caso Tesla, puesto que las estadísticas muestran que con el piloto automático los accidentes se reducen. «Este es un caso que hemos estado siguiendo durante tres años y ahora estamos terminando porque vemos la reducción del riesgo de accidentes con el uso del sistema de piloto automático», anunció Gunneriusson.