Seguramente, alguna vez te has preguntado «¿qué está pensando un robot?». Esta interrogante que parece sencilla acosa a los productores de coches mientras se apresuran en desarrollar vehículos autónomos. La marca de lujo Land Rover espera haber hallado una solución para generar bastante confianza en sus vehículos autónomos.

Investigaciones previas realizadas por Land Rover encontraron que cerca del 63% de las personas desconfían del concepto de coches autónomos. Por otra parte la gente se preocupa por lo inseguro que puede resultar cruzar la calle con éstos vehículos sin conductor.

La tecnología nueva proyectaría la dirección de desplazamiento del vehículo autónomo hacia la carretera. El nuevo sistema dará a los transeúntes y otros usuarios de la carretera una indicación de lo que hará el vehículo.

El nuevo conjunto de técnicas de Land Rover proyecta barras de luz en la carretera. Éstas poseen brechas las cuales se contraen cuando el vehículo se prepara para detenerse. Las barras también mostrarán si el vehículo está planeando girar.

La compañía ha probado la tecnología en sus instalaciones de Coventry en cápsulas autónomas desarrolladas por la futura empresa de tecnología de movilidad Aurrigo.

Una dirección responsable

Land Rover coches autónomos
Land Rover se ha aliado con Jaguar para impulsar el desarrollo de sus coches autónomos

El próximo gerente de investigación de movilidad de Land Rover, Pete Bennett, espera lograr la confianza de la gente con los coches autónomos. Bennett también cree que es un requisito fundamental para el posible éxito de la tecnología. «Las pruebas tratan de comprender cuánta información debe compartir un vehículo de auto manejo con un peatón para ganar su confianza» mencionó.

Pete también piensa que la investigación pionera está formando la base del desarrollo y su continuidad. Específicamente sobre cómo será la interacción entre los coches autónomos y las personas en un futuro no tan lejano. “Al igual que con cualquier nueva tecnología, los humanos deben aprender a confiar en ella, y cuando se trata de vehículos autónomos, los peatones deben confiar en que pueden cruzar la calle de manera segura.

La confianza se está tornando  en uno de los mayores retos de los vehículos autónomos. «Es de segunda naturaleza echar un vistazo al conductor del vehículo que se aproxima antes de salir a la carretera. Comprender cómo se traduce esto en el mundo más automatizado del mañana es importante”, indicó Bennett.

¿Tú qué opinas, estás listo para este tipo de vehículos? ¿Le darías un voto de confianza a esta tecnología creciente?