Uber es una empresa estadounidense de transporte particular que en los últimos años ha proliferado fuertemente en todo el mundo. Se ha encargado de crear una nueva era de contratación de transportes para todo tipo de necesidades. Ahora, en las calles de Madrid se disfrutará del servicio de bicicletas eléctricas de Uber, Jump.

La proyección de Uber en Madrid

bicisharing Madrid

Madrid es una de las ciudades donde Uber está creciendo bastante de forma reciente, ya que en esta ciudad pueden operar libremente. A pesar de una ligera problemática que se suscitó sobre la dificultad de encontrar nuevos conductores, y entre el vapor de una guerra entre las empresas del taxi tradicional y estas nuevas compañías de contratación de transporte digital, para Uber, Madrid sigue siendo la ciudad donde se encuentra el mayor provecho

La capital española también cuenta con otras características que han generado una ramificación nueva al negocio del transporte personal. Por su accidentada orografía y la falta de carriles de bici en los espacios de tránsito público, la nueva opción de bicicletas eléctricas en Madrid es muy atractiva para los ciudadanos. 

Existe una iniciativa de bicicletas eléctricas en Madrid ya establecida bajo el nombre de Bicimad, que no deja de sorprender con sus números. Durante el pasado 2018, se hizo con 3.5 millones de usuarios, una subida de consumidores porcentual del 7% al año anterior. Uber apuesta por el mercado madrileño con sus propias bicicletas eléctricas , para competir con este servicio que está directamente administrado por el EMT. 

Las bicicletas Jump son una empresa independiente que fue comprada por la empresa estadounidense y se convirtieron en las bicicletas eléctricas de Uber, de las cuales ya hay una cantidad en circulación en la ciudad de Madrid. 

La competencia de las bicicletas eléctricas de Uber

bicicletas eléctricas de Uber

Jump en Madrid promociona unas bicicletas eléctricas, de pedaleo asistido y de alta tecnología. Gracias a estas características, le permiten a sus usuarios navegar por la ciudad sin importar la falta de carriles de ciclistas. Además, evitan el cansancio que produce el pedaleo prolongado de las bicicletas corrientes.

Un aspecto resaltante, es que proveen una facilidad de acceso y ubicación gracias a su sistema GPS integrado. Tampoco podemos dejar de mencionar la seguridad que ofrece su sistema de bloqueo.

Ya que el servicio más exitoso de bicisharing, Bicimad, tiene prácticamente el monopolio comercial, las bicicletas eléctricas de Uber propondrán una dinámica interesante al juego del mercado. 

Pero por supuesto que no será tan fácil para Uber hacerse con el mercado solo por ser una empresa internacional de mucho éxito: Bicimad también peleará con ellos por el negocio fructífero del acceso digital a estos servicios.

Actualmente, Bicimad cuenta con casi 165 estaciones repartidas por toda la ciudad, que van en aumento y se estima que llegarán en breve a las 200, y que cuentan con más de 2000 bicicletas que los clientes pueden encontrar donde sea más cerca y conveniente para ellos.

Summary
Author
Publisher Name
Nueva Movilidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here