En la era de la movilidad sostenible, los transportes eléctricos de cero emisiones están marcando la pauta. Las bicicletas eléctricas no dejan de ser la excepción. Sólo al tener implementado un sistema de asistencia de pedaleo, ha mejorado en gran medida la experiencia de los ciclistas.

Sin embargo, los coches parecieran no darle tregua a las bicis, sean ambos eléctricos o no. En este caso en particular, la amenaza más grande que tienen las pedelec es el incremento de la demanda de baterías.

El alto costo de la materia prima

bicicletas eléctricas

La movilidad eléctrica, al ser una industria, no puede desligarse de las leyes del mercado. En este sentido, hablamos que mientras la demanda de baterías aumenta, también lo hace el precio de sus materias primas.

Esto habla de que los metales como el níquel, cobalto, litio o el cobre, que son utilizados en la fabricación de baterías, han incrementado su precio en un 400% en los últimos 10 años.

Por ende, no es de extrañar que, en poco tiempo, el precio de las baterías para coches y bicicletas eléctricas también aumente. Adicionalmente, hay que tener en cuenta que, a pesar de los esfuerzos de la Unión Europea y Norteamérica en evitarlo, Corea del Sur y China pueden manejar este precio a su antojo.

Una guerra que se ha transformado

bicicletas eléctricas

Si bien antes (y ahora), las bicicletas tradicionales han luchado por ganarse su espacio entre los coches impulsados por combustión, igual sucede con las eBikes y los coches eléctricos. La única diferencia es que ya no es por un espacio, sino por las baterías.

La industria automotriz, como es sabido, no escatimará en gastos para siempre atraer el último grito tecnológico. Los coches eléctricos requieren de estas baterías para poder funcionar. Además, para nadie es un secreto que los coches siguen siendo más atractivos para el público.

Se trata de una reacción en cadena que venimos alertando. Mientras más coches eléctricos se produzcan, más baterías serán necesarias y más duro será el mercado para las bicicletas eléctricas.

bicicletas eléctricas

La pregunta que titula este artículo, luego de este análisis, pareciera tener una respuesta clara. Lo cierto es que las bicicletas eléctricas sobrevivirán. La única diferencia entre su presente y su futuro es el precio de ellas, cuyos pronósticos no son alentadores para los bolsillos más austeros.

Summary
Author
Publisher Name
De PerSEO para Nueva Movilidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here