Esta década podría ser fácilmente el límite histórico donde los vehículos eléctricos entran en juego. Los autos eléctricos y las bicicletas eléctricas son cada vez más relevantes en las grandes ciudades y en los ambientes urbanos y rurales. Ambos han demostrado ser mejores en una variedad de aspectos con relación a sus contrapartes de combustible y mecánicas.

Es por ello que hay personas que se preguntan, en cambio, ¿qué sucede si comparamos entre los coches eléctricos y las bicicletas eléctricas? ¿Cuál aportaría un valor mayor a la sociedad? Para dar respuesta a estas preguntas, el Center for Research into Energy Demand Solutions (CREDS), ubicado en Reino Unido, ha desarrollado un estudio que demuestra por qué las bicicletas eléctricas son mejores que los coches eléctricos.

¿Qué dice el estudio?

Bicicletas electricas

El estudio de CREDS, cuyo foco es escudriñar cuál de ambos transportes alternativos conlleva beneficios con mayor impacto, seccionan sus características de la siguiente manera:

  • Participación Física
  • Cantidad de Tráfico
  • Espacio Ocupado
  • Capacidad de Transporte
  • Costos de Mantenimiento
  • Libertad de Conducción
  • Seguridad Vial

Participación Física

En la lucha contra el estilo de vida sedentario, las bicicletas eléctricas juegan un papel importante. Los coches eléctricos proporcionan una comodidad sedentaria, carente de esfuerzo físico. Al contrario, las ebikes, aún con la asistencia de pedaleo, promueven el ejercicio de los músculos.

Cantidad de Tráfico

Al plantearse el impacto urbano producto del incremento en el número de uno y otro vehículo eléctrico, nos encontramos con estos escenarios:

  1. Incrementan los coches eléctricos.
  2. Incrementan las bicicletas eléctricas.

En el primer caso, el problema actual de exceso de autos seguirá vigente, provocando tráficos voluminosos y mayor inversión en el ensanchamiento de avenidas. Esto solventa un síntoma, no el problema.

El segundo caso, al ser un vehículo de menor volumen, permite una fluida circulación. Las inversiones realizadas en las vías para ciclistas tienen una probabilidad mayor de cumplir con la demanda, pues el espacio necesario es disminuido.

Espacio Ocupado

Bicicletas electricas

Al estar en uso, 5 bicicletas pueden estar donde un automóvil se encuentra. Aparcadas, hasta 10 bicicletas eléctricas caben en un solo espacio de coche. Se podrá optimizar la utilización del espacio urbano para otros fines distintos. Por ejemplo, si los garajes son eliminados, al multiplicar eso por las casas existentes, se vuelve una suma de metros cuadrados que permitirán la construcción de más viviendas, sitios recreacionales, parques u oficinas.

Capacidad de Transporte

Las circunstancias permanecerán distintas. Si el traslado de objetos es necesario, un automóvil eléctrico será la mejor opción. Pero, en la realidad, estos casos son muy particulares y escasos. Las personas, en su vida diaria, mantienen sus implementos en la zona laboral. Son contadas las compañías que necesitan herramientas voluminosas y pesadas. Para ello cuentan con vehículos especiales. Usualmente, la capacidad de una bicicleta eléctrica es suficiente para cubrir las necesidades de la mayoría poblacional.

Costos de Mantenimiento

Siempre existirán los costos involucrados con el mantenimiento, ya sea de un coche eléctrico o de una bicicleta eléctrica. La diferencia recae en el costo total del mismo. Dependiendo del modelo de automóvil, el mantenimiento puede llegar a costar miles de dólares anuales. Las bicicletas eléctricas no representan una suma tan alta. Los componentes, conforme estos vehículos de dos ruedas se vuelven más comunes y comerciales, bajan de precio. Las proyecciones es que en un futuro esos precios disminuyan aún más.

Conducción

Bicicletas electricas

En diferentes ciudades del mundo hay distintas leyes con respecto al tránsito de los vehículos eléctricos. El papeleo por ser dueño de una bicicleta eléctrica y poseer una licencia (en los casos muy específicos en los que se requiera) es más sencillo que los de un auto, ya sea eléctrico o no. Es por ello que las ebikes son universales. De hecho, en ciertas partes los adolescentes las pueden usar sin inconvenientes. Los coches, no.

Seguridad Vial

El índice de accidentes automovilísticos es significativamente más alto que aquél de las bicicletas eléctricas. En comparación, las consecuencias más letales están vinculadas a los coches, eléctricos o no. No solo es menos probable que haya un accidente si vas en una bicicleta eléctrica, sino que las probabilidades de que sea letal o grave también son bajas. De hecho, los accidentes letales en bicicletas lo han sido por la existencia de un automóvil.

Tomando estos beneficios en cuenta, está claro que el estudio de CREDS señala en la dirección que todos ya teníamos clara que es la correcta del transporte público: las bicicletas eléctricas.

Summary
Author
Publisher Name
Nueva Movilidad