Con una prueba piloto, que se llevará a cabo en los barrios de Collblanc y La Torrassa, del Distrito II de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), la policía local arranca una campaña orientada a informar y controlar el uso de los patinetes eléctricos en L’Hospitalet. La campaña se extenderá hasta el próximo 31 de enero y continuará el mes de febrero en el resto de la ciudad.

Ésta es una contundente respuesta al problema creado por el uso indebido de los patinetes compartidos en L’Hospitalet que, en 2019, estuvieron implicados en medio centenar de accidentes en esa localidad.

Campaña informativa y formativa

patinetes electricos L'Hospitalet

Según el Ayuntamiento de esta localidad, la proliferación de patinetes eléctricos en L’Hospitalet en los últimos años, los ha llevado a tomar medidas tales como la realización de esta campaña y el establecimiento de algunas normas que regulen el uso de estos Vehículos de Movilidad Personal (VMP).

Las normas de uso implican que los usuarios de estos VMP deben circular solo por la calzada o los carriles destinados a las bicicletas, no por las aceras. Tampoco pueden hacer uso de móviles o auriculares mientras los conducen.

Algo para resaltar es el hecho de que estos patinetes compartidos en L’Hospitalet tienen que ser de uso unipersonal. Hay que recordar que estos vehículos, propulsados por motores eléctricos, son capaces de alcanzar altas velocidades. Tal vez sea por esta condición, que se realice la prohibición del uso compartido.

Sus conductores no deben superar la velocidad de 25 kilómetros por hora ni circular por la noche sin iluminación y ropa reflectante. Además, están obligados a someterse a las pruebas de control de uso de alcohol y drogas, como los conductores de otros tipos de vehículos.

Las sanciones a los patinetes eléctricos en L’Hospitalet

patinetes electricos L'Hospitalet

Y aunque pareciera que el objetivo primordial de la campaña es informar y aplicar las normas e instrucciones dictadas por la Dirección General de Tráfico (DGT) sobre el uso de los patinetes eléctricos, también implica algunas penalizaciones.

Entre otras, está el pago de hasta 200 euros, como sanción, por el uso negligente de patinetes eléctricos en L’Hospitalet, por los momentos, solo en los dos barrios ya mencionados.

Los responsables centrarán sus esfuerzos en el control de las conductas más peligrosas. Específicamente, como la circulación en sentido contrario, el irrespeto a la preferencia de paso o la conducción bajo los efectos de bebidas alcohólicas o drogas.

Muy importante es conocer que, según las normas, cuando el infractor sea menor de 18 años, la responsabilidad corresponderá a sus progenitores.

Fuente: El Periódico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here