La carrera por la conducción autónoma avanza muy rápidamente. Mientras el CEO de Waymo sostiene que Tesla no alcanzará la autonomía total, Elon Musk sigue dominando la conversación. El proyecto Beta de Conducción Autónoma Total sigue avanzando, aunque con alguna pausa. Ahora, la compañía Nuro lanzó un coche autónomo que comenzará a entregar pizzas esta semana en Houston. Los clientes seleccionados que realizan un pedido en línea, en determinados días y horarios, pueden recibir su comida a través del robot R2 de Nuro.

Coche autónomo Nuro R2: reparto a domicilio y aviso al móvil de los clientes

El sistema funciona a través del móvil. Los clientes recibirán alertas de texto que los actualizarán sobre la ubicación de R2. Los clientes también pueden rastrear el vehículo a través de GPS en la página de confirmación de su pedido. Cuando llegue el Nuro R2, se les pedirá a los clientes que ingresen una en la pantalla táctil del vehículo. Es el primer vehículo de reparto por carretera completamente autónomo que ha recibido la aprobación reglamentaria del Departamento de Transportes de Estados Unidos.

Con este coche autónomo, Nuro ganó la edición 2020 de RBR50 Innovation Award. Y no es para menos. El coche tiene una serie de cámaras en 360 grados, sensores LiDAR, radares de largo y corto alcance y sensores ultrasónicos. Combinando los datos obtenidos por ellos, el dispositivo es capaz de mapear su entorno y moverse. Además, Nuro ha implementado una serie de tecnologías de mapeo, localización, percepción y predicción para eliminar puntos ciegos. Nuro anunció su alianza con Domino’s en Houston en 2019, por lo que es probable que haya pasado mucho tiempo mapeando la zona.

Comestibles, medicamentos, pizzas: los productos que el coche autónomo Nuro R2 reparte a domicilio

El coche autónomo R2 circula por la carretera, como los coches o los camiones, pero nunca por la acera o por los carriles bici. Alcanza una velocidad máxima de 25 millas por hora, unos 40 kilómetros por hora, y tiene una batería de 31 kWh. Esto lo convierte en un coche completamente eléctrico. Pesa 1150 kilos y admite hasta 190 kilos de carga. Además de Domino’s, Nuro R2 anunció una alianza con los supermercados Kroger en Phoenix, por lo que se espera que en breve amplíe sus servicios a esa ciudad.

Además de repartir pizzas, los coches autónomos de Nuro se están usando para entregas de comestibles y de medicamentos. En abril pasado, Nuro dijo que usaría sus vehículos para transportar suministros médicos alrededor de dos estadios de California que se convirtieron en instalaciones de tratamiento para pacientes con COVID-19. El coche autónomo R2 no está pensado para llevar pasajeros, por lo que está diseñado para priorizar siempre la seguridad de los peatones y ciclistas.

Más sobre movilidad compartida en Nueva Movilidad:

Responder

Introduce tu comentario
Introduce tu nombre