La polémica con los vehículos de movilidad compartida continua, esta vez los patinetes eléctricos de Lime son los protagonistas.

La compañía de movilidad compartida ha decidido retirar sus patinetes de las ciudades Suiza, debido a los accidentes recientes que han tenido los usuarios. La cantidad de vehículos retirados por Lime está cerca de 500, que estaban operativos en varias ciudades, como Zúrich y Basilea.  

Software defectuoso

Tal parece que esta vez los accidentes no se deben a la imprudencia de los conductores, sino a fallas presentadas por los patinetes eléctricos de Lime. Según los usuarios afectados una de las fallas principales tendría que ver con el sistema de frenado, el cual se estaría ejecutando de forma abrupta y ocasionando lesiones.

A la par que Lime retira sus patinetes eléctricos, ha emitido un comunicado en el que aseguran estar investigando la falla presentada, que hasta ahora sospechan pudiera ser una reciente actualización de software.

La compañía informa que esta reciente modificación al sistema operativo pudiera está ocasionando que los patinetes se reinicien estando en uso y al encenderse se active el sistema anti-robo.

Patinetes eléctricos de Lime

Este análisis realizado por Lime coincide con lo dicho por los usuarios, pues al estar a bordo de los patinetes eléctricos de la compañía los vehículos se detienen de forma abrupta y ocasionan caídas. Hasta ahora las lesiones de los conductores son de carácter menor, pero no dejan de ser una molestia notable.

“La seguridad de nuestros usuarios es nuestra prioridad y pedimos disculpas a los usuarios por las molestias”, con estas palabras Lime se excusa con sus usuarios y asegura seguir con las investigaciones de lo sucedido en Suiza a fin de garantizar que su flota de patinetes eléctricos a escala global no se vea afectada. Por ahora Lime descarta que las fallas operativas pudieran replicarse en España, puesto que los patinetes usados son distintos.