La polémica con las scooters eléctricas continúa en el país de las barras y estrellas. Tal parece que la plataforma de transporte compartido está causando más problemas que soluciones. El Alcalde de San Diego, Kevin Faulconer, ha propuesto un marco regulatorio para las compañías de scooters eléctricas, en el cual se busca fomentar la seguridad pública a través del registro y educación de los usuarios.

Con el marco regulatorio no se pretende frenar el avance notorio que ha tenido este servicio de movilidad, pero si se persigue implantar algún tipo de normativa que garantice la seguridad pública y haga más responsables a los pasajeros. Faulconer se refirió a este punto de la siguiente manera: “con muchas nuevas tecnologías disruptivas, hay problemas que deben abordarse. En primer lugar, la seguridad pública es nuestra principal prioridad y eso se reflejará en estas regulaciones de sentido común «.

La normativa para las scooters eléctricas se visualiza de forma clara

Los puntos regulatorios sobre las scooters eléctricas son bastante claros, estos incluyen: la limitación de la velocidad máxima en las zonas designadas, la educación de los pasajeros, el intercambio de datos, las tarifas de operación y la indemnización legal para la Ciudad de San Diego. El ente encargado de trabajar sobre la regulación es el Comité de Seguridad Pública y Barrios Habitables del Concejo Municipal.

Las scooters eléctricas tendrán velocidad limitada en algunos sectores de la ciudad.

Lorie Zapf, miembro del Concejo Municipal, manifestó sentirse contento de trabajar en conjunto con el Alcalde Faulconer en pro de la seguridad de transeúntes y pasajeros. Zapf destacó “mi objetivo siempre ha sido reducir la velocidad de las scooters y abordar las preocupaciones de seguridad. Con esta propuesta, confío en que veremos cambios para mejor”.

Geofencing será la plataforma guía

A través de la tecnología Geofencing, que consiste en establecer límites virtuales en un área real, se pretende indicar a los usuarios de scooters eléctricas que reduzcan su velocidad a 8 millas por hora en áreas específicas de alto tráfico peatonal. En caso de reclamos por responsabilidad civil cada operador tendrá el deber de indemnizar a la ciudad. Así mismo los usuarios deberán poseer una póliza de seguro de responsabilidad civil.

Las compañías también tienen su cuota de responsabilidad, pues deberán educar a los pasajeros en los códigos locales y estatales de vehículos y tráfico, así como el costo de una citación por violar leyes. Adicionalmente cada uno de sus scooters eléctricas deberá estar etiquetado con la norma: “Esta prohibido circular por las aceras”.

Responder

Introduce tu comentario
Introduce tu nombre