Las bicicletas eléctricas últimamente levantan pasiones y no dejan indiferente a nadie. No importa los recursos o el presupuesto que tengas, que si te encaprichas de electrificar tu bicicleta tienes numerosas opciones. Por un lado podrías optar por uno de los mejores kits de conversión a bici eléctrica del mercado. Resulta una opción no demasiado cara y sobretodo fiable a pesar de que no tengamos demasiados conocimientos técnicos. En cambio, si eres manitas y quieres ahorrarte un dinero, puedes hacer como el protagonista del vídeo a continuación y construirte una bicicleta eléctrica utilizando únicamente un motor de una vieja lavadora y un paquete de baterías.

Como lo oyes. Este ingeniero doméstico, conocido por el seudónimo JimMinecraftGuy, ha convertido una vieja bicicleta de hace 20 años que tenía por casa en todo un vehículo eléctrico capaz de superar los 100 km/h. Jim ha utilizado una bicicleta de paseo con cuadro de aluminio, a la que ha acoplado un motor de lavadora de 48 voltios que se sitúa en el centro del triángulo que forma el cuadro, justo entre las piernas. Este ha sido acoplado directamente a uno de los platos de los pedales con una cadena. Por su parte, los pedales continúan transmitiendo la fuerza a la corona de piñones del eje posterior. La batería y la electrónica de potencia han sido acopladas al cuadro de forma rudimentaria pero eficiente. El cableado es mínimo y los resultados son asombrosos.

Características de esta bicicleta eléctrica casera

Esta bicicleta eléctrica casera es capaz de desarrollar, según su creador, hasta 150 km/h de velocidad punta. Esto es así porque el motor de lavadora que utiliza para su propulsión ofrece nada menos que 1100 vatios de potencia. ¡1,1kW! Con esa potencia más que cuadriplica el máximo legal en España de 250W. Pero Jim ha creado esta bicicleta para divertirse, no para circular de forma legal. Además él vive en Estados Unidos, así que no tiene las limitaciones legales que sí tenemos en Europa. Aún así, gracias a la aplicación de un poco de sentido común, por el momento el motor gira limitado a 900 rpm, lo que se traduce en velocidades de hasta 110 km/h. «No quiero matarme a 150 km/h en este trasto», comentó su creador.

La bicicleta eléctrica casera, puesta a prueba a 65 km/h.

Pero no creas que crear una bicicleta eléctrica así es tan sencillo. De hecho, Jim ha tenido que rehacer el solenoide del motor eléctrico de la lavadora, pues de origen está diseñado para funcionar conectado a la corriente doméstica, es decir, 110 o 220 voltios. Gracias a esta modificación, el motor ahora funciona a 48V y 35A de intensidad mediante un controlador de la marca Greentime. En cuanto a las celdas de las baterías, no se han comentado los detalles de su capacidad y autonomía, pero supuestamente está utilizando celdas tipo 18650 conectadas en serie. Se trata de la configuración típica que utilizan la mayoría de patinetes eléctricos y algunas marcas de coches eléctricos.

Podría interesarte: Las ventas de bicicletas eléctricas en España podrían triplicarse

Responder

Introduce tu comentario
Introduce tu nombre