En los avances tecnológicos cada cierto tiempo ocurren hechos o anécdotas curiosas que, a pesar de improbables, impulsan un paso más la ciencia. Este ha sido el caso para Finlandia pues gracias a un desliz de sus legisladores, el país se ha puesto un paso por delante en el desarrollo moderno de la movilidad. Y así es como ha nacido el Sohjoa Baltic.

Sohjoa Baltic nace por «un error feliz«

Así como lo leéis. En este 2020, Finlandia se ha vuelto un paraíso para las pruebas de vehículos autónomos porque los legisladores finlandeses se han equivocado. Específicamente, Eetu Helminen, el ejecutivo encargado de Smart & Clean ha declarado felizmente que el vacío legal es “porque cometimos un error”.

De acuerdo a Helminen, los legisladores finlandeses olvidaron especificar que los vehículos utilizados para el transporte de pasajeros ¡debían tener un conductor!

Aunque en principio esto pueda sonar un poco tonto, la ley debe ser específica y concisa. Más allá de lo directamente declarado, todo se presta a debate e interpretaciones. Por esto, una interpretación directa significa que no están prohibidos explícitamente los coches autónomos.

Más allá del papeleo

Sohjoa Baltic

Por supuesto, se podría argumentar que tampoco están permitidos los vehículos autónomos. Sin embargo, este no ha sido el caso y Finlandia ha tomado rumbo a convertirse en uno de los países pioneros del mundo en movilidad autónoma.

A diferencia de muchas anécdotas interesantes, el error cometido por los legisladores finlandeses tendrá impacto tangible a corto y mediano plazo. En pocas palabras, este vacío legal ha vuelto Finlandia un centro a nivel mundial para las pruebas para el desarrollo de la movilidad autónoma.

El proyecto del Sohjoa Baltic

Finlandia lleva un buen rato ya peleando por estar a la cabeza del desarrollo tecnológico y esto cristalizará en un proyecto llamado Sohjoa Baltic. El proyecto, comenzó durante octubre en el 2017 y se trata de la construcción e implementación de un microbús autónomo.

Tras varios años de desarrollo, finalmente parece que podremos ver este microbús autónomo en funcionamiento para septiembre de este año. Sin duda un avance importante no solo para Finlandia sino también para el mundo entero.

Aunque el Sohjoa Baltic es solo uno de muchos proyectos similares que siguen en desarrollo, es innegable que su impacto será una muestra de todo lo que esta por venir. 

El microbús autónomo abre camino al desarrollo y bienestar social

Sohjoa Baltic

Naturalmente, el desarrollo de un proyecto de esta escala no es algo aislado. Durante cada etapa del Sohjoa Baltic, se ha recolectado data importante que servirá de base para futuros proyectos similares.

Este desarrollo tecnológico es importante para la población general de Finlandia porque el microbús autónomo recolectará información para organizar el transporte público. Hay que notar que el clima en el país es inclemente y una impuntualidad en el transporte dejaría expuestos los usuarios a temperaturas bajo 0 grados.

Con miras a un futuro diferente

El Sohjoa Baltic contará con tecnología de punta en varios aspectos como cámaras de seguridad, sensores de velocidad y aceleración y una inteligencia artificial que le permitirá tomar decisiones importantes.

Por supuesto, en sus pruebas iniciales el microbús autónomo será supervisado por expertos para asegurar que todo funcione como debe ser. Esta inteligencia está hecha para “aprender” por lo que con cada una de sus pruebas irá mejorando.

En resumen, podemos esperar que el Sohjoa Baltic pase un tiempo de adaptación pero luego será capaz de superar todo tipo de situaciones sin ayuda. De salir todo como se proyecta, Finlandia estará definitivamente a la cabeza del desarrollo en movilidad autónoma.

Fuente: El Observador (Uruguay).

Responder

Introduce tu comentario
Introduce tu nombre