Los neoyorquinos están preparados para mejorar el metro de Nueva York, y el gobernador Andrew Cuomo lo sabe. Viendo la demanda de usuarios, lo arcaico del sistema de trenes y la gran oportunidad de mejora, el funcionario contactó a Tesla para que modernizara el sistema de señales de tren.

¿Cómo surgió esta colaboración?

Tesla, el fabricante de autos eléctricos, estaría a cargo de modernizar el sistema de señales. La idea nació en una conferencia sobre la planificación de Cuomo para que la línea L siga operativa. Esto gracias a la reparación del túnel de Canarsie.

Según el funcionario ante los periodistas, “llamé a Tesla porque pensé ¿Cómo es posible que no podamos tener una tecnología que pueda monitorear la proximidad de los trenes en la misma línea, para poder moverlos más rápido al mismo tiempo?”.

Al preguntarle a Cuomo sobre si la compañía había consultado sobre mejorar el metro de Nueva York y la línea L a la ciudad, ha adoptado una negativa. No obstante, afirma que podrían ser un contribuidor significativo a otras áreas del transporte público.

¿En qué consistiría la mejora?

Metro de Nueva York Linea L

El principal foco para mejorar el metro de Nueva York sería el Control de Trenes Basado en Comunicaciones (CBTC). Este es un sistema de control  y señalización ferroviaria que hace uso de comunicaciones bidireccionales entre el equipamiento del tren y el de la vía para gestionar el tráfico. Así, la posición exacta del tren estará disponible en todo momento. Con esta información, se puede administrar mejor la dinámica de los trenes, disminuyendo los tiempos de espera y aumentando la seguridad.

Elon Musk, en julio de 2017, hizo un anuncio: The Boring Company, su empresa de construcción de túneles, tiene intenciones y aprobaciones preliminares para construir su Hyperloop desde NY hasta Washington DC. Esto permitirá a los usuarios llegar en tan solo 29 minutos desde un extremo al otro. Los neoyorquinos ahora están a la expectativa de mejorar el metro de Nueva York y de la construcción de dicho túnel.

Con la cantidad de personas que viven, trabajan y se trasladan en Nueva York, algo debía de hacerse. El gobernador estaba en la idea correcta: mejorar el metro de Nueva York con nuevas tecnologías y darle a los ciudadanos una forma segura, rápida y fácil de moverse.