Una nueva oleada de patinetes eléctricos en Málaga ha llegado a sus calles. Esta vez, lo hace de la mano de la compañía alemana Tier. El lugar donde se visualizaron por primera vez los patinetes de Tier fue Plaza de la Marina. Sin embargo, la llegada de esta empresa de vehículos de movilidad personal (VMP) tomó por sorpresa a las autoridades.

Desde el Ayuntamiento de Málaga han manifestado su desconcierto con las repentinas operaciones de Tier, puesto que nunca fueron notificados por la compañía de su desembarco a la Capital de la Costa del Sol.

Elvira Maseo, Concejala de Movilidad, explicó que a diferencia de las compañías Lime y Voy, Tier no se instruyó acerca de las previsiones que debía tomar para su inicio de operaciones. La problemática más fuerte que afrontan los patinetes eléctricos en Málaga, es el aparcamiento, puesto que las aceras son los sitios donde suelen dejar los patinetes.

Hasta ahora es la Policía Local quien atiende las denuncias de los ciudadanos y se hace cargo de aquellos vehículos mal aparcados. Este rol de vigilancia y control fue designado por el Fiscal de Seguridad Vial. Su intención principal es la de reducir los incidentes de los patinetes eléctricos en Málaga.

La responsabilidad recae en el usuario

Patinetes eléctricos en Malaga
Foto cortesía: Málaga Hoy.

A pesar de no comenzar con buen pie ante la ley, Tier ha puesto a los conductores una serie de condiciones bastantes exigentes para usar sus patinetes. Desde el portal web de la compañía se les notifica a los usuarios que son responsables de las sanciones y penalizaciones a causa del mal aparcamiento y otras infracciones, así mismo se les comunica que deben pagar las multas.

Entre otras condiciones, Tier también se reserva el derecho de revelar a las autoridades el nombre de un usuario que incurra en una infracción. A su vez, insta a los conductores a avisar a la Policía Local en caso de verse involucrado en un accidente.

Se presume que por sus condiciones de uso, Tier se ha saltado el paso de notificar a la ley. Sin embargo, deberán ponerse al corriente con el Ayuntamiento, para que el efecto de los patinetes eléctricos en Málaga sea positivo y deje de generar asperezas en su funcionamiento.