Con motivo del Día Mundial Sin Coches que se celebra el próximo domingo 22 de septiembre, cientos de usuarios de patinetes eléctricos manifestaran en las calles de España. La protesta se debe al rechazo generalizado hacia la normativa anunciada por la Dirección General de Tráfico (DGT). En la misma se prohíbe la circulación de patinetes eléctricos que superen los 25 kilómetros por hora.

A las calles en contra de una visión errónea

usuarios de patinetes eléctricos contra la dgt

Este domingo las calles de Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga, Murcia, Albacete y León se verán copadas por conductores de patinetes eléctricos. ¿La razón? Se unirán para protestar en contra de la normativa emitida por la DGT.

Según los usuarios, los patinetes eléctricos están siendo subestimados y menospreciados por las autoridades. De hecho, han calificado a estos vehículos como un juguete de desplazamiento para rutas cortas.

Por el contrario, las manifestaciones simultáneas buscan revertir esta decisión “errónea” en la clasificación de los patinetes eléctricos. Evidentemente, gran parte de los vehículos comercializados en España superan los 25 kilómetros por hora. Los conductores de patinetes eléctricos alegan que este tipo de vehículos deben ser vistos como un medio de transporte sustentable y favorable para el ambiente al no generar emisiones de carbono.

Las manifestaciones coinciden con el Día Mundial Sin Coches, una celebración coherente con los derechos exigidos por los conductores, en especial porque los patinetes eléctricos forman parte de una amplia gama de vehículos de movilidad personal que persigue la movilidad sustentable y la disminución de emisiones de gases contaminantes al ambiente.

Carriles de Bicis por aceras

usuarios de patinetes eléctricos contra la dgt

Otra de las exigencias de los conductores de patinetes eléctricos, es la de poder circular por los carriles de bici bajo las mismas normas que lo hacen las bicicletas. Esto se debe a que existen ciudades en España en donde las ordenanzas han condenado la circulación de los patinetes a las aceras, generando conflictos con los peatones y mayor rechazo a este tipo de VMP.

Hacerse con el permiso de circulación por los carriles de bici tendría un doble efecto positivo para los usuarios de patinetes eléctricos. El primero, sería la libertad de circulación y disminución del riesgo de accidente con peatones; y el segundo, la promoción y el auge de los patinetes eléctricos a través de las compañías fabricantes y empresas de alquiler.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here