Los proyectos Hyperloop se van expandiendo por todo el mundo. Ahora es el turno de Arabia Saudita. El gobierno de la nación árabe ha acordado con Virgin Hyperloop One la construcción del tubo de pruebas más largo del mundo. La longitud del túnel de pruebas para el Hyperloop será de 35 kilómetros y estará ubicado al norte de Jeddah, una ciudad costera del país árabe.

La compañía estadounidense, propiedad del multimillonario Richard Branson, ha confirmado que además del túnel también se construirá el centro de investigación y fabricación de Virgin Hyperloop One. La idea de este ambicioso proyecto es fomentar el efecto Silicon Valley en esta región del Medio Oriente.

Hyperloop Arabia

“Tener un Hyperloop en la Ciudad Económica del Rey Abdullah actuará como un catalizador del efecto Silicon Valley Saudita” afirmó el Secretario General, Mohanud A. Helal. “Además, reforzará nuestras áreas de desarrollo de software, investigación sobre alta tecnología e industrias manufactureras”, puntualizó.

En proceso de estudio

El gobierno de Arabia Saudita y Virgin Hyperloop One han afirmado que la materialización de estos negocios aún está en el horizonte. Por los momentos, el proyecto se encuentra en fase de estudio a fin de investigar la viabilidad e impacto que tendrá esta construcción.

Cabe destacar que no sólo es el único proyecto de Virgin Hyperloop One. La compañía norteamericana tiene otros acuerdos similares con los gobiernos de España e India. Así mismo, ha realizado una propuesta al gobierno de Estados Unidos para construir su tren de alta velocidad en Missouri.

Virgin Hyperloop One Arabia

No obstante, la motivación principal que tiene la empresa de Richard Branson para implementar su proyecto es Medio Oriente es conectar grandes centros urbanos. Tener un sistema de Hyperloop que conecte ciudades como Kuwait, Jeddah y Mascate (Omán) puede reducir notablemente los tiempos de viaje entre estas ciudades. Por ejemplo, un viaje entre Riyadh y Jeddah, que por carretera demora 10 horas en promedio, tomaría cerca de 1 hora y 15 minutos.

Hyperloop One tiene un sitio de pruebas en el desierto de Mojave (Estados Unidos). Sin embargo, la longitud de este túnel es de apenas medio kilómetro. Por lo tanto, este nuevo proyecto representa una oportunidad para que los trenes viajarán a la velocidad del sonido dejen de ser una utopía.