Los patinetes eléctricos se han convertido en uno de los medios de transporte más utilizado en las ciudades. Su practicidad y accesibilidad, hace que sea cada vez más común ver a estos vehículos de movilidad personal (VMP) circulando por las calles. Así sucede en Barcelona, una ciudad que alberga tantas compañías de alquiler de patinetes eléctricos como puede.

Sin embargo, no todo parece ser luces y colores para los usuarios de los patinetes eléctricos. Y es que ante la falta de una normativa que regule el uso y tránsito de los VMP por las calles de Barcelona, la Guàrdia Urbana se ha encargado de aplicar sus propias acciones regulatorias.

Incremento en la cantidad de multas

Tan sólo en el primer semestre del 2019, las multas a patinetes eléctricos y otros VMP en Barcelona aumentaron casi 300% con respecto a todo el 2018. Más concretamente, en el período Enero-Junio 2019 se sancionaron 10.197 VMP, mientras que el año pasado sólo se otorgaron 3.512 multas.

patinetes barcelona empresas regulacion guardia urbana

No obstante, este incremento en la cantidad de sanciones se debe, según el Ayuntamiento, al “aumento de la presencia de estos vehículos”. Pero para nadie es un secreto que la presión de las autoridades sobre los patinetes eléctricos también ha ido en aumento.

Las compañías son las más afectadas

En Barcelona, poco más de 25 empresas de patinetes eléctricos compartidos operaban hasta hace unas semanas. No obstante, estas compañías de alquiler de patinetes han acordado con el Ayuntamiento cesar sus operaciones hasta que haya una normativa que regule su funcionamiento.

Por su parte, Reby y Bird son compañías que cuentan con el permiso del Ayuntamiento para operar. Aunque, esto no quiere decir que estén libres de toda sanción. Entre el 16 de agosto y el 10 de septiembre, estas empresas de alquiler de patinetes eléctricos recibieron cerca de 1.500 multas de 100 euros.

Según cálculos del Consistorio, existen al menos 10 mil patinetes eléctricos de alquiler en toda la ciudad de Barcelona. Por otro lado, la Fiscalía llama la atención a los usuarios al recordarles que hace tiempo que los patinetes eléctricos dejaron de ser un juguete, y como vehículos deben respetar las normas de seguridad vial existentes mientras se promulga la regulación definitiva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here