Cuando se trata de quedar atascado en el tránsito la espera puede resultar muy fastidiosa. Pero ¿qué pensarías si te dijera que ahora esos embotellamientos no necesariamente serán tediosos? Pues resulta que gracias a los coches autónomos de Tesla ahora el tráfico no se vivirá igual.

Los conductores de los coches autónomos de Tesla pronto podrán hacer algo más que jugar videojuegos mientras estén atascados en el tráfico. Elon Musk, el director general de la marca, recientemente realizó un gran anuncio en Twitter. Resulta que próximamente las pantallas de sus vehículos podrán retransmitir vídeos de YouTube y Netflix .

“¡La posibilidad de retransmitir YouTube y Netlifx cuando el coche esté detenido llegará a tu Tesla pronto! Ten una experiencia cinemática e increíblemente inmersiva gracias a los cómodos asientos y al sistema de sonido envolvente”. Mencionaba en su tweet el magnate sudafricano.

Como indicó Musk, YouTube y Netflix solo funcionarán en los coches cuando el vehículo esté parado. Sin embargo, eventualmente esas aplicaciones y otras podrán usarse mientras el Tesla está en movimiento. “Cuando la conducción automática completa sea aprobada por los reguladores”, mencionó Elon.

Aunque no todo es color de rosas. Actualmente existe un problema para adaptar YouTube y otras plataformas al Tesla. Resulta que el sistema operativo de las pantallas del vehículo no soporta aun el lenguaje de HTML5. Por lo que todavía debemos esperar un poco más.

Tesla Youtube

Fallout y Atari también estarán en los Tesla

En el pasado mes de junio, Elon Musk y Tesla revelaron que se podrá jugar a Fallout Shelter desde los nuevos vehículos. Se trata de un juego de gestión de un búnker y sus habitantes en el universo de Bethesda.

Otro juego anunciado fue Cuphead. Una plataforma independiente de Studio MDHR que recuerda a los clásicos de la animación, también se podrá disfrutar en Tesla. Por si fuese poco también estarán disponibles algunos juegos clásicos de Atari como Tempest, Pole Position o incluso ajedrez.

Tesla Cuphead

Todas estas aplicaciones solo podrán ejecutarse cuando el vehículo esté parado. No obstante, quizás en el futuro los conductores podrán estar viendo Netflix o jugar a Cuphead con el coche en movimiento. Todo dependerá de que exijan los reguladores a los conductores de coches autónomos.