El desarrollo de las tecnologías de vehículos de conducción autónoma está tocando nuestras puertas. Es una realidad que se ve venir y a la que hay que recibir con buenas expectativas. Solo era cuestión de tiempo antes de que cada compañía de transporte se viera obligada, si quiere sobrevivir, a elevar sus estándares más allá de los esperados.

Addison Lee Group toma medidas estratégicas

En Londres, Addison Lee Group, compañía líder especializada en el servicio de taxis, tiene como objetivo principal la prestación del transporte mediante taxis de mayor calidad. Garantizan seguridad, wi-fi, cargador de celular, conductores entrenados y con licencia. Esto no se limita a automóviles, sino también motocicletas y furgonetas. Cuentan con una trayectoria de más de 40 años en la capital inglesa.

A pesar de contar con unas bases sólidas, nunca está de más el riesgo inherente a innovar. Es por ello que Addison Lee ha decidido formar una alianza con la desarrolladora de software Oxbotica, con el propósito de que ahora la experiencia de transporte para el cliente cuente con la opción de un automóvil autoconducido.

El plan consiste en reunir un portafolio de avances tecnológicos, habilidades y recursos para crear un servicio de transporte autoconducido de calidad máxima y satisfacción total. La alianza no tiene como objetivo en invertir entre ellas, sino convertirse en aliados para llegar a una meta mutua.

Addison Lee y Oxbótica trabajan en el desarrollo del software que de IA que llevará el servicio de taxis a otro nivel: la autoconducción.

Aunque aun no están creando el coche autónomo, han comenzado a desarrollar el software de inteligencia artificial que lo controlará y a programar su conexión con la nube para descifrar la ruta óptima a seguir una vez esté en las avenidas. Siendo las calles de Londres más transitadas y angostas, con múltiples obstáculos, este proyecto ha demostrado ser un verdadero reto.

Uber, de cierta forma, también se hizo presente. Su Ex ejecutivo Senior, Fraser Robinson, se ha unido a las líneas de Oxbotica para prestar su apoyo.

Visión de futuro para el transporte urbano

La intención es que el trato Addison Lee-Oxbotica libere al mercado sus automóviles autónomos en 2021 y que para 2022 ya el servicio esté en completa operatividad. Por supuesto, todavía falta pulir ciertos aspectos, tales como que la legislación de Londres aún no permite que coches sin conductor circulen por sus calles, pero los años venideros pronostican brillantes avances.

Andy Boland, CEO de Addison Lee, no esforzó en contener su entusiasmo al hablar sobre el horizonte que depara la compañía gracias al acuerdo establecido con Oxbotica: “10 años más adelante, el transporte urbano habrá cambiado más allá de su reconocimiento con la introducción de los servicios de conducción autónoma.”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here