Elon Musk, CEO de The Boring Company, anunció por Twitter que en menos de 2 meses estará disponible una tienda de ladrillos de tierra comprimida, y que el costo de cada uno será de 10 centavos de dólar (aproximadamente 0.08 euros). En los casos en que los ladrillos de tierra sean usados para la construcción de casas para los necesitados, serán totalmente gratis.

Esta no es la primera vez que la empresa de infraestructura se aventura en productos no usuales. Por ejemplo, el Not-A-Flamethrower, el lanzallamas. Pero lo que hace más único a este proyecto es que Musk busca atacar de manera creativa la crisis de hogares en Los Ángeles y los costos de manipulación de desechos en la excavación de túneles.

El ladrillo de tierra comprimida

ladrillo de tierra comprimid
El ladrillo de tierra comprimida abarataría los costos de construcción, pero los expertos no le dan total aprobación para zonas urbanas.

Musk decidió comprimir la tierra sobrante de las excavaciones de túneles, añadiendoles un poco de concreto, para hacer ladrillos. No solo eso, también tiene en mente industrializar y comercializar estos ladrillos de tierra comprimida.

Su forma es parecida a una pieza de LEGO. Esto permite interconectar fácilmente las piezas entre sí, “haciendo posible construir una casa pequeña en un día o dos”, estima Musk.

Su precio lo coloca como el más competitivo en el mercado, pues los 10 centavos por unidad son mucho más atractivos que el costo usual de los ladrillos de construcción, que se encuentra entre los 34 y 84 centavos por unidad. Además, si los usa para reforzar los túneles, The Boring Company se ahorra tanto en traslado de desechos como en materiales de construcción.

Elon Musk afirma que hará “paquetes” para que los ladrillos de tierra comprimida permitan construir versiones escala como las pirámides y la Esfinge. También construirá la nueva sede de su compañía con estos ladrillos de tierra, en forma de torre medieval.

Opinión de los Arquitectos

Según Lisa Matthiessen, Directora Nacional de Diseño Sostenible en Arquitectos HGA, asegura que “los ladrillos de tierra comprimida no son una idea novedosa, pues en el pasado han sido usados para abaratar costos en construcciones, lo novedoso es la forma en que Musk tiene pensado industrializarlo.”

David Hertz, fundador del Estudio de Arquitectura Ambiental en Los Ángeles, comparte su opinión sobre que los ladrillos de tierra comprimida son demasiado voluminosos para un ambiente urbano. Añade que “si absorben la humedad, la estructura puede debilitarse. Pero para un ambiente rural, donde el espacio no es un problema, pueden ser la solución a los altos costos de construcción.”

Fuente: Electrek

Responder

Introduce tu comentario
Introduce tu nombre