Uber está reanudando las pruebas con vehículos autónomos cerca del centro de Pittsburgh.

El reinicio del pasado jueves llega poco más de nueve meses después de que uno de sus coches autónomos impactara y matara a un peatón en Arizona. Las pruebas han sido suspendidas desde el accidente de marzo.

El lunes, la compañía de viajes con chofer recibió permiso para reanudar las pruebas por parte del Departamento de Transporte de Pennsylvania. Uber planea comenzar con algunos vehículos autónomos en un área cercana a sus oficinas.

Uber se ha comprometido a tener dos controladores de respaldo humanos y tomar otras precauciones de seguridad en cada uno de sus SUV autónomos de la marca Volvo. También permanecerá en un área donde los límites de velocidad en la mayoría de las carreteras son de 25 mph (40 km/h).

Los vehículos autónomos de Uber equipan cámaras y radares sobre el techo.

Uber también planea reanudar las pruebas controladas por humanos en Toronto y San Francisco. Por el momento no tiene planeado en el corto plazo reanudar las pruebas en Arizona.

La compañía dice que sus SUV operarán solo durante las horas de luz diurna de lunes a viernes y nunca en condiciones climáticas adversas.

Además de la tecnología que Uber ha instalado en los SUV, también ha activado el propio sistema automático de frenos de emergencia de Volvo como respaldo a sus controles de conducción autónoma. En las pruebas que llevaron a cabo antes de la muerte del peatón en Arizona, Uber había desconectado la tecnología de seguridad activa de Volvo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here