Pertenecer al mercado de los coches autónomos ha sido una de las metas más luchadas de Apple. La compañía de la manzana mordida parece no rendirse, luego de haber despedido a más de 200 empleados del proyecto de vehículos autónomos y de sufrir algunos intentos de robo intelectual. Esta vez, la compra de Drive.ai, la Start-Up norteamericana de coches autónomos, acerca a Apple cada vez más a lograr su objetivo.

Apple acaba con los rumores

Por una suma estimada en 175 millones de euros, Apple ha adquirido a la empresa especializada en conducción autónoma, poniendo fin a los rumores que corrían desde inicios de mes.

Drive.ai había iniciado las pruebas de sus furgonetas y taxis autónomos en octubre del año pasado. Sin embargo, luego de una noticia publicada en el San Francisco Chronicle, se conoció que la empresa de coches autónomos estaba en vías de cierre.

Apple autonomous car

Hasta ahora, no se tienen muchos detalles de cómo fue el proceso de compra más allá de que ya es un hecho. Sin embargo, además del interés de Apple en adquirir la compañía, se sabe que el principal motivo que tuvo la empresa para comprar Drive.ai, es su equipo de ingenieros y demás empleados.

Con la compra de Drive.ai, Apple da un golpe sobre la mesa para decir presente en el mercado de los coches autónomos, donde empresas de su mismo calibre, como Google, Amazon y Uber, ya están compitiendo.

Transformando coches tradicionales en coches autónomos

Situada en Mountain View (California), Drive.ai fue fundada en 2015 de la mano de investigadores de la Universidad de Stanford. Su peculiar color naranja y los vehículos utilizados para realizar pruebas (unas furgonetas), hizo que se ganaran el pronto reconocimiento de los transeúntes.

Sin embargo, lo que hacía más característico a Drive.ai no eran sus furgonetas ni sus colores, sino su enfoque. La empresa no estaba centrada en la creación de su propio coche autónomo, sino en el desarrollo de kits para transformar coches convencionales en vehículos con sistemas de autoconducción.

El reimpulso del “Project Titan

Apple coches autonomos

Con esta nueva adquisición, Apple puede dar por sentado que su proyecto de coches autónomos, “Project Titan”, ha entrado en una nueva etapa.

Apple ha descartado la creación de un vehículo autónomo propio por ser una de las metas más ambiciosas. No obstante, nuevas ideas y perspectivas han surgido alrededor del desarrollo de este proyecto y gracias a Drive.ai tendrán un mejor enfoque.

Ahora sólo nos queda esperar a que se desvanezcan las cortinas de humo alrededor de estas negociaciones para conocer los detalles. Por lo pronto, estamos seguros que Apple ha apostado, en un mediano plazo, a la comercialización de un nuevo producto: el kit de Drive.ai.

Summary
Author
Publisher Name
PerSEO

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here