Los vehículos autónomos están evolucionando a un ritmo bastante acelerado desde hace unos años. Inicialmente fueron dotados de “vista”, y actualmente están cerca de recibir el sentido del “oído”. C-V2X es el nuevo sistema de conexión inalámbrica exclusivo para coches compatibles con 5G, este permitirá a los vehículos comunicarse con su entorno.

C-V2X es un sistema de comunicación basado en 4G LTE, compatible con 5G, pero optimizado para el uso de coches autónomos. Literalmente, significa Vehículo Celular-con-todo-el-mundo (Vehicle-to-everything), una herramienta de comunicación inalámbrica que permite que un vehículo se comunique con cualquier “cosa”. Cabe destacar para la comunicación se requiere  que el coche se ponga al alcance de: otros vehículos, personas con móvil, pero también con la carretera, estaciones de servicio, señales, semáforos, peajes, y otros muchos elementos.

Los coches autónomos de la actualidad utilizan cámaras y sensores para ver lo que hay a su alrededor. Con C-V2X, obtienen la capacidad de “oír”, «de manera parecida a cómo nuestra percepción auditiva complementa nuestra visión”. Así lo mencionó Don Butler, director de la plataforma de coches conectados de Ford.

C-V2X

C-V2X es una tecnología  más avanzada que el estándar WiFi 802.11 que usamos actualmente en los móviles y los ordenadores. Posee el doble de alcance, contando con mayor estabilidad, y funciona mejor cuando con la existencia de obstáculos.

Qualcomm es la compañía  está fabricando el hardware para la mayoría de grandes marcas, como Ford, BMW, Jaguar, Honda, Mercedes o Renault.

C-V2X es compatible con 4G y 5G, así que puede comunicarse con todo tipo de dispositivos. Su sistema de comunicación también  incluye compatibilidad con la conexión vehículo-a-vehículo (V2V), vehículo-a-infraestructura (V2I) y vehículo-a-peatón (V2P).

La superioridad del nuevo sistema

La ventaja de que los coches autónomos “oigan”, es que permite obtener información que la vista no obtiene, o que recibe más tarde. Si un vehículo autónomo se comunica con los coches y peatones que están cerca  este puede ajustar la velocidad. Adicionalmente, puede determinar cuál es la más adecuada, y evitar muchos accidentes y problemas. Esta sería la principal diferencia con respecto a un sistema de conducción basado solo en la vista, como el actual.

Algo parecido es aplicado cuando se conecta con los semáforos, o las estaciones de servicio para repostar. Incluso puede pagar los peajes sin detenerse.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here