Imagina poder trasladarte hacia tu destino cercano en un patinete eléctrico con un estilo distinto. ¿Listo? Pues, así te podrías sentir con el nuevo patinete eléctrico CityRider, desarrollado por Fluidfreeride. Es, sin dudas, un vehículo de movilidad personal (VMP) que puede describirse en tres palabras: rápido, diferente y atractivo. ¿Lo mejor de todo? Es uno de los más económicos del mercado.

Especificaciones del patinete eléctrico CityRider

Es necesario comenzar la presentación de este novedoso patinete eléctrico, indicando que es una inversión sin desperdicio alguno. Veamos algunas de sus prestaciones:

  • Motor: Con potencia de 300 W (una de las potencias más altas).
  • Batería: de litio – 36 V 7.5 Ah (270 Wh).
  • Velocidad máxima: no supera los 30 km/h.
  • Autonomía: alcance del mundo real de 10 millas (16 km).
  • Peso: con sus 12.9 kg, es uno de los más livianos del mercado.
  • Capacidad de carga: hasta 100 kg.
  • Frenos: freno de tambor mecánico en la rueda trasera y freno de pisada.
  • Neumáticos: macizos de 8.5 x 2 pulgadas
  • Algunos añadidos: faro y luz trasera LED, intermitentes, dos modos de velocidad, velocímetro LED, medidor de batería, control de crucero

Con estas especificaciones, podemos decir que su rendimiento es grandioso comparado con la inversión que conlleva. El CityRider es un patinete eléctrico pequeño, bastante rápido y liviano, con un radio de giro lo suficientemente cómodo como para doblar en una esquina sin problemas.

Por otra parte, cabe acotar que, a pesar que las luces LED son muy brillantes, sus faros no están diseñados para iluminar caminos oscuros. No obstante, lo que sí resulta genial es que el nuevo patinete eléctrico de Fluidfreeride es el único patinete del mercado en incorporar señales de giro integradas.

Finalmente, una de sus grandes ventajas es que tiene un freno de tambor en su rueda trasera. ¿Pero no son estos frenos algo antiguos para una nueva tecnología? Y la respuesta es sí. Pero a diferencia de los frenos de disco, los frenos de tambor ofrecen más potencia y estabilidad de frenado, en especial cuando llueve o se pasa sobre un charco.

¿Qué hay del diseño?

Una de las características más resaltantes del CityRider, es su base. A diferencia de la gran mayoría de los patinetes eléctricos, este VMP cuenta con una plataforma de madera… ¡Similar a un monopatín o patineta! Esto, recuerda al clásico estilo skater de las décadas pasadas, sin dejar de lado que se trata de un vehículo de micromovilidad pensado para la ciudad.

Pero, no todo se trata de añoranzas. El patinete eléctrico Fluidfreeride CityRider mezcla lo antiguo con lo moderno en un vehículo compacto. En su manillar, trae integrada una pantalla LED que funciona como velocímetro e indicador de batería. También, los botones de control de luces de cruce e iluminación.

Sin duda, es un VMP que genera un atractivo en todos quienes voltean a mirarlo, ya que puede parecer un patinete común… pero sólo de lejos.

Finalmente, tal maravilla no podría ser mejor. El precio del Fluidfreeride CityRider actualmente ronda los 360 euros. Un precio bastante accesible para la calidad que este patinete promete.

CityRider
Fuente: Electrek

1 Comentario

Responder

Introduce tu comentario
Introduce tu nombre