Tras el parón por Coronavirus, el motosharing en España arranca con nuevos bríos y con serias medidas preventivas. Y es que las motos compartidas son una excelente opción en momentos en que la movilidad se encuentra seriamente restringida. Además, con las medidas correctas de prevención, apuntan a mantener la popularidad que traían antes de toda esta situación.

El motosharing en España retoma actividades

Aunque algunas empresas de carsharing como Zity o Wible aún no arranquen sus operaciones, se espera que se presente un repunte en la demanda de servicios de motosharing en España, otras como Ecooltra y Movo ya han retomado su trabajo, luego de varias semanas de inactividad. Por su parte, Muving iniciará operaciones el día de hoy.

motosharing en España Coronavirus

Ecooltra y Movo, después de varias semanas de inactividad generada por el parón por Coronavirus, arrancan sus motos compartidas, y estarán disponibles para sus usuarios según los casos previstos por el estado de alarma. Es decir, sólo podrán ser utilizadas para adquirir comestibles, acudir a farmacias o trasladar a aquellos trabajadores que, por su tipo de empleo, tengan autorizada la circulación.

Y es que está claro que, debido a la pandemia, trasladarse en vehículo particular será una tendencia. Po lo tanto, las empresas de motosharing en España deciden ser proactivas y no esperar a que la demanda de sus servicios siga cayendo.

Así, Ecooltra, a partir del pasado lunes 27, retomó operaciones en Madrid, Barcelona y Valencia, luego de detener operaciones por cinco semanas, motivado al parón por Coronavirus. El servicio estará disponible desde las 06:00 de hasta la medianoche, de lunes a viernes. Eso sí, operará sólo para desplazamientos «de fuerza mayor».

Motos compartidas con protocolos de seguridad

motosharing en España Coronavirus

Por su parte, tomando serias medidas de seguridad e higiene, tanto para sus trabajadores como para sus usuarios, Movo la empresa de motosharing de Cabify, inició sus operaciones este martes 28, con el 100% de su flota, conformada por casi 1.500 vehículos, distribuidos entre Madrid y Barcelona.

El protocolo de seguridad asumido por la empresa es estricto. Sus trabajadores están dotados con mascarilla y guantes en todo momento. Además, deben cumplir continuamente con una serie de normas, entre las que destacan la desinfección de herramientas de trabajo y también de los espacios compartidos para el siguiente turno. Se requiere también, la reorganización de turnos de trabajo, esto para mantener la distancia de seguridad que se encuentra normada.

Tal vez te interese: El impacto del Coronavirus en servicios de movilidad compartida para 2021.

Para este viernes, Muving retoma sus operaciones en Cádiz y Córdoba, y esperará hasta la próxima semana para hacerlo en Zaragoza. Adicionalmente, de manera proactiva, Muving innova con un servicio de alquiler mensual, que permitirá disponer del vehículo, de manera exclusiva durante este tiempo. Este servicio tiene un coste de 160 euros al mes.

Prefieren seguir de parón por Coronavirus

Acciona, de manera precavida, aún se encuentra a la espera, al igual que el carsharing. Tal vez porque conocen las estadísticas de empresas como BiciMad, que reinició hace una semana, y su demanda es alrededor de un 90% menos que en días normales. O las de Bipi, que informa que se han triplicado las solicitudes de automóviles, motivado al rechazo a usar el transporte público.

Fuente: Expansión.

Responder

Introduce tu comentario
Introduce tu nombre