En el transcurso del próximo mes, la compañía Emov estará incorporando servicio de alquiler de furgonetas eléctricas dentro de su oferta de carsharing en Madrid. Éste iniciará con la puesta en circulación de cinco furgonetas eléctricas Citroen Berlingo. El objetivo que persigue es cubrir una demanda insatisfecha de este tipo de vehículos detectada por la empresa en la capital española.

La iniciativa demuestra que el grupo francés PSA está atento a las fluctuaciones en el segmento de coches compartidos. Además de Emov, forman parte de esta compañía francesa las firmas Peugeot y Citroen. De allí que las furgonetas que incorpora Emov sean de esta última marca.

Las características del servicio

Con las furgonetas eléctricas Citroen Berlingo podrás disponer hasta 170 Km de autonomía y alcanzar una velocidad de 110 Km/h. Permitiendo una carga máxima de 561 Kg es ideal para trasladar pequeñas cantidades de enseres, bienes e insumos de todo tipo.

Para alquilar las furgonetas deberás contar con una cuenta en Emov y hacerlo a través de su aplicación. Desde allí sólo tendrás que seleccionar en el mapa un nuevo icono distintivo de la furgoneta, diseñado especialmente para diferenciarlas de los demás coches compartidos que ofrece la empresa.

Emov Citroen Berlingo
La furgoneta eléctrica Citroën Berlingo prestará apoyo a la flota de Citroën C-Zero, y no sólo será utilizada por empresas e instituciones.

Las tarifas serán las mismas que las de los 600 modelos Citroën C-Zero que tiene la compañía. Incluso los usuarios también podrán disfrutar en ambas opciones del pack de 400 minutos por un precio de 68 euros. Reducen el coste hasta los 0,17 euros.

Cubrir toda la demanda

Según señala Ignacio Román, Director General de Emov, las furgonetas no están destinadas exclusivamente al uso de empresas. El servicio pudiese ser empleado por amas de casa, estudiantes, o cualquier persona que necesite trasladarse con mercancías o utensilios extras.

Mencionó que habían “…decidido ofrecer esta novedad después de escuchar a la gente en foros y redes sociales. Había una necesidad de este tipo de vehículos».  Añadiendo que las primeras cinco furgonetas conforman una prueba piloto que luego irán ampliando en función de la demanda del servicio.

En cualquier caso, con esta estrategia la compañía de carsharing amplía su mercado potencial en Madrid. Éste está constituido generalmente por hombres con edad cercana a los 38 años y en los actuales momentos el número de usuarios supera los 220.000. Román enfatizó que antes de verano la empresa pondría en circulación más furgonetas eléctricas si así fuese requerido.