Recientemente, el sistema de transporte interno de Cuba se ha visto afectado por la disminución del suministro de combustible desde Venezuela. La crisis energética en Cuba ha ido acentuándose hasta tal punto que han surgido nuevas alternativas de trasporte para paliar el problema. Es el caso de las motos eléctricas en Cuba, con las cuales se espera disminuya la crisis.

No hay mal que por bien no venga

Bien lo dice el refrán. Lo que comenzó como un dolor de cabeza para los habitantes de Cuba, hace que ahora se busque una alternativa más ecológica para la isla caribeña.

Es que el uso de motos eléctricas en Cuba, hará que se emitan menos gases tóxicos a su ambiente, que usualmente eran generados por los coches viejos llamados “almendrones”. Éstos funcionan con productos derivados del petróleo y, por lo tanto, ocasionan mayor contaminación ambiental.

Las motos eléctricas constituyen una opción de trasporte que utiliza energía limpia para su propulsión. Además, ocasionan menos contaminación sónica y su mantenimiento también resulta más económico.

La causa de la crisis energética en Cuba

Con el bloqueo económico que impuso Estados Unidos a Venezuela, desde el pasado mes de septiembre ha paralizado prácticamente la exportación de petróleo a este país. Lo que ha hecho que el suministro de combustible a Cuba desde Venezuela disminuyera significativamente.

Tal es la crisis energética en Cuba, que actualmente sólo dispone del 30% del petróleo que necesita la isla para cubrir sus necesidades internas. Lo cual obviamente influye en la manera como los habitantes se están trasladando hasta sus destinos diarios.

Motos eléctricas en Cuba: una luz en la oscuridad

motos electricas en cuba

Esto parece ser el empleo de las motos eléctricas en Cuba. Ahora, se comienzan a ver ciudadanos que llegan en sus motocicletas eléctricas tipo scooter a las paradas de autobuses, para ofrecer transportar a los pasajeros.

Desde el gobierno se han implementado políticas para promover la adquisición de motos eléctricas en Cuba. Provenientes principalmente de China, resultan un medio más económico que las motocicletas propulsadas por gasolina.

Inicialmente, la adquisición de motos eléctricas en la isla tenía un precio promedio de 1.625 a 2.100 euros por unidad. Sin embargo, se espera que lleguen modelos más económicos, los cuales podrán ser adquiridos por 1.535 euros.

Por otra parte, el parque de motos eléctricas en Cuba ya asciende a 210.000 unidades, pero se están aplicando medidas que seguramente harán aumentar este número.

Por ejemplo, el gobierno está ofreciendo incentivos a los motoristas que accedan a llevar un pasajero mientras se desplazan a sus destinos. Habrá que esperar para evaluar el efecto que producirá la aplicación de estas políticas gubernamentales en el nivel de vida de la isla.

Responder

Introduce tu comentario
Introduce tu nombre