Hace unos días se ha hecho oficial el lanzamiento de Uber Boat en Londres, servicio que prestarán el gigante estadounidense junto a Thames Clippers, operador de barcos de pasajeros en el río Támesis. De esta manera, Uber da un paso más en la expansión de sus servicios, muy variopintos, ride-hailing, bicicletas eléctricas, patinetes eléctricos, helicópteros, taxis aéreos autónomos, drones y hasta submarinos.

Los usuarios de Uber podrán reservar un billete/viaje por el Támesis a través de la app, y podrán embarcar presentando un código QR que generará su móvil. El pago será gestionado a través de la plataforma de Uber con apoyo de Masabi. Pero esto no impedirá que los viajeros habituales con Thames Clippers puedan adquirir los billetes a través de los canales habituales.

Serán 20 barcos los que navegarán por el mítico Támesis con salidas/paradas de 23 puertos desde Putney hasta Woolwich. Todos los barcos y puertos serán rebrandeados bajo la nueva marca resultante del acuerdo, Uber Boat by Thames Clippers, aunque el servicio será operado en su totalidad por los segundos.

Hay que destacar que es la primera incursión de Uber en un servicio de transporte de pasajeros con horarios fijos en sus 11 años de historia, aunque ofrecía servicios de ‘boat-hailing’ para turistas en Croacia, Turquía y Estados Unidos. Las operaciones de dichos servicios exclusivos se han visto afectadas por la crisis de la Covid-19.

En paralelo a este acuerdo, el futuro del servicio de ride-hailing en Londres sigue en el aire tras una sentencia de 2019 que ha acarreado que Uber perdiera su licencia para operar en la capital británica. Así que no descartemos que este sea un acercamiento para ‘calmar las aguas’ e intentar recuperar la licencia de su conocido servicio de alquiler de coches con conductor.

En cuanto a Uber Boat by Thames Clippers, se han tenido en cuenta todas las recomendaciones de Transport for London (TfL) para hacer frente a la pandemia, que incluye distanciamiento social antes, durante y después del viaje, mascarillas obligatorias en el caso de los pasajeros, EPIs para los empleados y trayectos sin contacto.

Como nota destacada, más de 4,3 millones de personas utilizan el río Támesis para desplazamientos y viajes de ocio cada año. El distanciamiento social y poder ir al aire libre son algunas razones por la cuales más del 40% de los viajeros fluviales planean aumentar el uso del servicio en el futuro, según una investigación realizada por Thames Clippers.

Bien visto por parte de Uber aprovechar el momento para entrar en otro tipo de movilidad urbana, en este caso la fluvial, brindando más opciones para los viajeros o ‘commuters’ londinenses al tiempo que se mitigan las vías de contagio con medidas estrictas de seguridad.

Más sobre Movilidad Urbana en Nueva Movilidad:

Vía | Thames Clippers

Responder

Introduce tu comentario
Introduce tu nombre