Actualmente, la inmediatez de los asuntos es real. Todos nos disponemos de hacer las tareas velozmente, de trasladarnos en el menor tiempo posible y de mantener al alcance de los dedos soluciones a nuestro día a día. En nuestro mundo, donde el internet y la tecnología es parte del vivir diario, no es menos esperar.

Esta tecnología, aplicable a innumerables aspectos mundanos, también lo hace en el transporte. El tiempo invertido en ir del punto A al punto B podría ser vital si fuese empleado, en su lugar, a nuestro quehacer cotidiano. Es por ello que compañías como Aerospace toma esa necesidad y la toma por los cuernos.

El futuro del transporte ha llegado

Stephen Fitzpatrick fundó Vertical Aerospace con la visión de llevar el transporte aéreo a otro nivel: uno cómoda, rápido y seguro.

Por ello su atención reside en los taxis aéreos. Su vehículo innovador, el electrical Vertical Take Off and Landing (eVTOL) cuenta ya con un prototipo funcional. Con capacidad de un pasajero, un peso de 750 kg y fuerza otorgada por cuatro motores, ya este prototipo tuvo su prueba exitosa.

Los planes ambiciosos de Fitzpatrick lo llevaron a juntar e involucrar un equipo de trabajo de 28 ingenieros capaces y con trayectoria profesional en el área de transporte aéreo. Después de todo, ha de necesitar el mejor apoyo posible si quiere cumplir con su aspiración de brindar un servicio de taxis aéreos en los años venideros. Estiman que para 2022 contarán con un eVTOL que ocupe varios pasajeros y que traslade personas en distancias reducidas, en un radio aproximado de 800km. Aún no han brindado información relevante a la línea de taxis aéreos en sí, pero los avances en el desarrollo del eVTOL ya gozan de las miradas públicas y de las ansias de futura clientela.

Fitzpatrick, en su valentía y búsqueda de resultados, afirma que Vertical Aerospace no esperará a que la legislación cambie para acomodar este nuevo ambiente de transporte público, sino que ellos se adaptarán para operar dentro de las regulaciones de las autoridades de aviación. Esto incluye sus pilotos, sus tecnologías, y la idea misma del eVTOL y los taxis aéreos. De esta manera las leyes no serán un problema, sino aliados.

Con tal planificación, devoción y convicción ante este nuevo horizonte, no se sorprendan de que este proyecto nos de alas para surcar el cielo, literalmente, más temprano que tarde.