En los últimos años hemos visto a fabricantes de coches evolucionar en otras líneas de negocio con soluciones de movilidad más allá de los vehículos. Seat, por ejemplo, marca del Grupo VW, ha presentado recientemente su apuesta por la movilidad urbana y sostenible con una gama compuesta por scooters y patinetes. Volkswagen será -probablemente- la próxima marca en dar el paso, y el patinete eléctrico Streetmate será el elegido.

Tiene todo el sentido que el gigante alemán se sume a esta tendencia, sobre todo porque ya tiene el producto, tomando una idea tan simple como un vehículo de movilidad personal y mejorándola. El resultado es el Streetmate. Si echamos un vistazo al patinete eléctrico de VW, vemos un gran ejercicio de diseño, equilibrio de colores, formas que transmiten mucha robustez y soluciones para sacarle el máximo partido.

El Streetmate destaca en todos los apartados, pero el diseño es tal vez el que centra más la atención. Su rueda delantera, con un tamaño notablemente superior a la trasera, va en una horquilla que muestra los amortiguadores, elementos pensados para ofrecer el máximo confort, y mucha seguridad, para desplazamientos urbanos más allá de la última milla. Su manillar en ‘V’ deja espacio para la pantalla de información y destaca su faro delantero LED.

La plataforma central, de buena anchura y longitud, asegurará -a priori- una posición ideal para los desplazamientos, eso si viajamos de pie, ya que el Streetmate ofrecerá la opción de ir sentados, ¿cómo es posible? Pues gracias a un sillín ‘plegable’ que va acoplado a la barra del manillar, un gran guiño de diseño pero sobre todo de confort. El motor, por su parte, entrega 2.7 CV de potencia (2kW) y va montado en la parte trasera.

La autonomía está cifrada en unos 60 km, gracias en parte a la tecnología regenerativa, y es capaz de desplazarse a una velocidad máxima de hasta 45 km/h, esto, sumado a una altura libre al suelo más que generosa, el patinete eléctrico de VW está preparado para afrontar cualquier reto en la ciudad. En cuanto a recarga, le bastarán 2 horas y 15 minutos para recargarse al completo.

Hasta ahora todo suena fenomenal, Volkswagen detrás de la fabricación de un patinete eléctrico potente, de gran autonomía y bonito, de paso. Pero las primeras dudas que saltan al respecto son, sus dimensiones y el precio. En el caso de la primera, está claro que este vehículo requerirá espacio, y mucho, no solo para aparcarlo, también para conducirlo. La segunda duda casi queda despejada, con toda seguridad será un producto caro.

Pero no debemos perder de vista este patinete eléctrico de VW, presentado en 2018 y cuyo desarrollo ha continuado en 2019 de la mano de Niu, con experiencia en la fabricación de scooters eléctricos. Estamos en un momento dulce para los VMP y los grandes fabricantes querrán aprovechar. Seat ya tiene sus eKickscooter gracias a la alianza con Segway/Ninebot. El Streetmate luce genial y tendrá su nicho, ¿será una realidad en breve? Es problable y tendría sentido. ¿Vosotros qué opináis?

Con info de | autoevolution

Responder

Introduce tu comentario
Introduce tu nombre