La regulación que estaba prevista desde mediados de este año en Francia, finalmente fue publicada y afecta directamente a patinetes y otros vehículos de movilidad personal (VMP). La normativa, que entró en vigor este 26 de octubre, tiene como puntos más resaltantes la prohibición a los conductores de patinetes eléctricos de circular por las aceras y la limitación de la velocidad a 25 kilómetros por hora

La regulación que desde ahora incluye a los VMP en el código de tráfico de Francia, establece como espacios aptos para circular los carriles de bicis y las pistas verdes. La sanción dispuesta por la ley para aquellos que se suban a la acera es de 135 euros, siendo un monto bastante preventivo para los más de 15.000 conductores de patinetes eléctricos en el país vecino.

Otro de los puntos álgidos de la nueva regulación es la fijación de la edad mínima para conducir un patinete eléctrico. Esta fue establecida en 12 años y el incumplimiento de esta norma puede ser multado con 35 euros

Para la protección de los conductores el código de tráfico también establece el uso de chaleco reflectante en situaciones de baja luminosidad. Además, prohíbe de forma explícita que los conductores de patinetes eléctricos se agarren de los autos para ser remolcados.

Gran número de accidentes motivaron la nueva regulación

patinetes eléctricos francia
La edad mínima para conducir un patinete eléctrico en Francia es de 12 años.

Un gran número de accidentes ocasionados por la imprudencia de conductores de patinetes eléctricos en Francia motivó la creación de la nueva regulación.

Uno de los casos más representativos y que activó las alarmas, fue el accidente en Paris a mediados de año, en el cual la pianista local Isabelle Albertin fue arroyada por un conductor de patinete eléctrico ocasionándole fracturas en un brazo. La victima para el momento amenazó con demandar a la ciudad, pues en ese entonces no existían medidas regulatorias par estos vehículos de movilidad personal.

La popularidad y las medidas regulatorias de los patinetes eléctricos crecen proporcionalmente. Tal es el caso de París y varios Ayuntamientos de España que han tenido que recurrir a ordenanzas para normar el comportamiento de estos vehículos eléctricos. 

Responder

Introduce tu comentario
Introduce tu nombre