Si antes de la pandemia el uso de vehículos eléctricos estaba en auge, se espera que este fenómeno crezca todavía más en el mundo post coronavirus. El negocio de las bicicletas y patinetes eléctricos avanza, y cada vez más se ubica como la opción preferida de las personas para hacer el viaje al trabajo, de forma más segura y saludable. En este contexto, el Ayuntamiento de Sant Joan Despí ha abierto una línea de subvenciones dotada con 120.000 euros dirigida a los jóvenes de la ciudad que cursen estudios superiores para facilitar sus desplazamientos. 

Se subvencionará el 75% del coste de la bicicleta o el patinete eléctrico

Las ayudas se destinan a la adquisición de abonos de transporte para los dos últimos trimestres del curso (enero-junio 2021) o a la compra de una bicicleta o patinete eléctricos. Este paquete de ayuda forma parte del plan Reiniciem Sant Joan Despí, que marca las medidas de “reactivación social y económica” de esta ciudad del Baix Llobregat ante la crisis generada por el coronavirus. Además, tiene el objetivo de afianzar un modelo de movilidad urbana sostenible como eje estratégico para la era post COVID-19. 

La subvención será del 75% del coste del vehículo con un máximo de 200 euros. Se pueden acoger, entre el 14 de septiembre y el 15 de octubre, los jóvenes empadronados en el municipio de hasta 25 años y que estén matriculados en ciclos formativos de grado superior o en estudios universitarios el curso 2020-2021 (no los de másteres y posgrados). Por otro lado, los jóvenes pueden optar a la entrega de títulos de transporte público que cubran los desplazamientos de los dos últimos trimestres del curso académico (enero-junio 2021).

Subvenciones a vehículos eléctricos, una tendencia que crecerá en el mundo post coronavirus

El plazo para presentar las solicitudes se abre el 14 de septiembre y finaliza el 15 de octubre. Las solicitudes se presentarán telemáticamente con la documentación requerida debidamente formalizada. Por otro lado, también se ha aprobado una serie de ayudas económicas a las familias de la localidad con hijos escolarizados en cualquiera de las tres etapas de educación obligatoria, infantil, primaria y secundaria, o en centro de educación especial de fuera del municipio.

Esta medida del Ayuntamiento de Sant Joan Despí no es una política aislada. En mayo de este año, la Generalitat Valenciana también concedió subvenciones a la compra de vehículos de movilidad personal, como bicicletas y patinetes. A nivel nacional, existe el plan MOVES, que financia la instalación de infraestructura de recarga y de sistemas de alquiler de bicicletas eléctricas, así como medidas para facilitar la movilidad sostenible de empleados y clientes a centros de trabajo.

Más sobre Movilidad Urbana Sostenible en Nueva Movilidad:

Fuente  | La Vanguardia

Responder

Introduce tu comentario
Introduce tu nombre