Preocupa, y mucho, el porvenir del sector de las motocicletas eléctricas en los próximos meses por culpa del nuevo plan de ayudas a la compra de vehículos eléctricos Moves II. A diferencia de la última edición del plan de ayudas, este sí que contempla un descuento de 750€ a aquellas personas que se acojan al plan para comprar una motocicleta eléctrica. En cambio, según denuncia Anesdor, existe un agravio hacia los vehículos de dos ruedas debido a que estos se han quedado fuera de la aplicación con carácter retroactivo de las ayudas.

Los turismos y furgonetas híbridos enchufables y eléctricos puros sí podrán disfrutar de las ayudas con carácter retroactivo tras la publicación en el BOE de una Disposición Adicional Segunda del Real Decreto. En cambio, el legislador «ha olvidado» incluir las motocicletas eléctricas en la misma, de forma que  «se desincentiva de forma directa la compra, ya que los consumidores aplazarán la adquisición a la espera de las ayudas», declaró la patronal de las dos ruedas.

«Con el plan anunciado, pero no disponible, el Gobierno inmoviliza ‘de facto’ al sector», ha reprochado Anesdor al Gobierno en un comunicado. Ya que el plan será gestionado por las comunidades autónomas, las cuales tienen tres meses para ponerlo en marcha, existe un lapso de tiempo entre que el Gobierno hace el anuncio de las ayudas a la adquisición de vehículos eléctricos y el momento en que las ayudas llegan a los compradores. Por si fuera poco el agravio, el plan cuenta con un presupuesto determinado para cada Comunidad Autónoma que es común para todos los tipos de vehículos, de forma que si los fondos se agotan con las compras previas al inicio de las ayudas, las motos eléctricas corren el riesgo de quedarse fuera del plan Moves II.

 «En tanto que el plan cuenta con una limitación económica, la entrada en diferido de la moto puede provocar que haya ciudadanos que aplacen la compra del vehículo y cuando quieran adquirirlo ni siquiera puedan acogerse a la ayuda, ya que los fondos pueden haberse consumido en su región», declara Anesdor. En cuanto al anterior plan Moves, la mayoría de comunidades autónomas tardaron entre 4 y 8 meses en llevar las ayudas a los concesionarios, pero en cambio el ejecutivo espera que en esta ocasión se agilicen los trámites debido a que se cuenta con la experiencia del pasado año.

Te puede interesar: Miku Max S, el scooter eléctrico que ofrece 60 km de autonomía por 2000 euros

Responder

Introduce tu comentario
Introduce tu nombre