Los tiempos han cambiado, y mucho. La migración de la población hacia las grandes ciudades ha generado un nuevo paradigma con unas necesidades de transportes en la población muy distintas a las de hace 50 años. A esto hay que sumarle los progresos disruptivos en la tecnología de baterías y motores eléctricos que han permitido idear una nueva forma de desplazarse, más limpia, barata y sana: el patinete eléctrico. Un nuevo medio de transporte personal, categorizado como VMP o vehículo de movilidad personal, que trae consigo numerosas ventajas para sus usuarios, las cuales desarrollaremos a continuación.

5 ventajas para los usuarios de patinetes eléctricos

UNO. Son respetuosos con el medio ambiente. Los patinetes eléctricos para adultos son una forma de transportarse libre de emisiones locales de CO2. Esto significa que no vamos a contaminar mientras lo utilizamos, y si además contratamos un plan energético de origen verde, estaremos utilizando energía limpia, como la solar o la eólica, y no contaminaremos ni aquí ni allá.

DOS. Son divertidos. No cabe duda de que en una sociedad en la que siempre vamos estresados y con prisa, la irrupción del patinete eléctrico puede hacer que disfrutemos un poquito más de nuestros desplazamientos, ya sean de ocio o para ir al trabajo, a la universidad o a la oficina.

TRES. Son económicos. ¿Recuerdas cuánto te costó pagar aquél coche nuevo sacado del concesionario? Muchos de nosotros nos planeamos el patinete eléctrico como una alternativa para los desplazamientos privados en el ámbito local y el coche está pasando cada vez más al segundo plano. Con un patinete de 300 o 400 euros puedes realizar el mismo trayecto que antes hacías con tu coche de 20.000 euros o más. Por si fuera poco, el coste de recargar un patinete eléctrico es irrisorio, apenas unos céntimos de euro.

CUATRO. Son un estilo de vida. Conducir un patinete eléctrico no solo es ventajoso para tu economía y tu entorno, sino que también te da un toque de personalidad. Llegar a un lugar en patinete es toda una declaración de intenciones. El patinete puede incluso llegar a formar parte de tu marca personal.

CINCO. Son rápidos y ligeros. El patinete eléctrico te permite llegar allá donde ni el coche ni la moto te pueden llevar. Es un medio de transporte versátil que se adapta a todos los entornos de la ciudad, desde las ciclopistas a los parques con vía verde, pasando por los carriles de 30 km/h. Por su fiera poco, puedes plegarlo y mételo en el maletero de tu coche para llegar todavía más lejos y realizar el último tramo de tu desplazamiento montado en él.

Los patinetes para niños también son beneficiosos, aunque no sean eléctricos

Patinetes, a día de hoy, hay de todos los tipos y categorías. Incluso los más pequeños de la casa pueden optar por este disruptor medio de transporte. Pero los padres, ya se sabe, son especialmente cautos cuando de los niños se trata, y más a sabiendas que muchos ayuntamientos no permiten que los menores de 14 años utilicen patinetes eléctricos en la vía pública. Por este motivo, la mayoría de los padres optan por los patinetes para niños sin motorizar para sus hijos.

Por supuesto, aunque no sean eléctricos, los patinetes convencionales que usan los niños también están cargados de ventajas. Obviamente no contaminan y su vida útil es mucho más larga, ya que no cuentan con componentes electrónicos que se puedan averiar. El factor deporte es otra de las grandes ventajas. A nadie se le escapa que la llamada «generación touch», donde más horas pasa, es delante de la pantalla táctil del dispositivo de turno. En este contexto el patinete es una excusa perfecta para que los niños hagan ejercicio, salgan a la calle y aparten la vista de la pantalla por unas horas. Además, el uso del patinete también fomenta la adquisición de la cultura de convivencia y uso de la vía pública entre los niños.

Responder

Introduce tu comentario
Introduce tu nombre