El gigante del sector automotriz, Ford, está entrando con fuerza en el mercado de patinetes eléctricos. Tras adquirir Spin a través de su división Ford Smart Mobility en el último trimestre de 2018, la compañía norteamericana está dispuesta a diversificar a través de los patinetes eléctricos.

Ford ha entendido que la movilidad compartida no solo se erige como una alternativa de transporte, sino que es un mercado con proyecciones muy prometedoras. Ford adquirió Spin por 90 millones de euros, haciéndose no sólo con los derechos de la marca, sino también con una importante porción del mercado de los patinetes eléctricos compartidos en los Estados Unidos.

Ford Spin

Spin es una de las compañías de movilidad compartida más importantes de Norteamérica. Sus patinetes eléctricos fueron de los primeros en circular por las calles de San Francisco, junto a Bird y Lime.

El éxito heredado con la adquisición de Spin por parte de Ford Smart Mobility va en ascenso. Con miras a expandir su número de clientes, la compañía norteamericana está lista para «invadir» las calles de Portland, Los Ángeles, Berkeley, Denver, Washington DC, Kansas City, Memphis y Minneapolis con sus patinetes eléctricos.

Desde que Spin fue adquirida por la división de Ford, la compañía ha incrementado su dominio y presencia en el mercado norteamericanos de la movilidad personal y compartida. Parte del auge de Spin se evidencia en el incremento de usuarios en 11 campus universitarios y 47 ciudades.

Un nuevo patinete eléctrico, clave para el crecimiento de Spin

Patinetes Spin

Parte de la estrategia de incursión y apertura de nuevos mercados de Spin incluye un nuevo VMP (vehículo de movilidad personal). Se trata de un patinete eléctrico que se encuentra en fase de prueba en Baltimore por parte de la compañía.

Hasta ahora, se conoce que el nuevo patinete eléctrico de Spin incluye mejoras considerables que impactan de forma positiva en la seguridad de los usuarios. Este patinete estaría diseñado para proporcionar mayor comodidad y estabilidad en el recorrido de los conductores, así como mayor durabilidad y rendimiento para la compañía.

Entre las características más destacables de este nuevo patinete eléctrico de Spin se encuentran:

  • Un sistema de frenado “intuitivo”, activado por una maneta de bici;
  • Ruedas de 10 pulgadas para mayor amortiguación en terrenos difíciles;
  • Estructura mecánica reforzada; y
  • Una plataforma más amplia para posicionar los pies con comodidad.

Adicionalmente, Spin incluyó unas mejoras en el ensamblaje. Los tornillos del patinete eléctrico han sido personalizados por el fabricante para disminuir el vandalismo propiciado por el tráfico de repuestos. A esto se le une un sistema de autenticación reforzado y desarrollado por la filial de Ford para evitar los usuarios fraudulentos.