Según la policía un vehículo Tesla en modo Autopilot recorrió 7 millas, con el conductor en estado de ebriedad y dormido.

En horas de la madrugada, mientras un oficial de CHP conducía por la autopista 101 en Redwood City, hacia el sur, detectó un vehículo Tesla Modelo S, que se desplazaba a 70 mph, velocidad superior al límite permitido.

Al ubicarse paralelo al coche, el oficial pudo notar que el conductor parecía estar echando una siesta, mientras el vehículo estaba en movimiento.

A pesar de numerosos intentos y varios kilómetros recorridos, haciendo uso de las sirenas y señales de luces, el oficial no logró despertar al conductor. Fue necesario que otra patrulla de la policía interviniera y se incorporara a la persecución, ubicándose posteriormente adelante del Tesla.

Al detectar este movimiento, el Tesla Autopilot, a través de su operación normal, disminuyó la velocidad a la que se desplazaba.

Fueron necesarios, aproximadamente, siete millas y siete minutos para que finalmente el Tesla se detuviera en el carril de la derecha.

Un conductor ebrio y dormido

Tesla Autopilot Conductor Ebrio
Imagen referencial

Una vez que los oficiales consiguieron despertar al conductor, éste fue sometido a una prueba para conocer el nivel de alcohol injerido. Al no aprobar la prueba de sobriedad, el conductor fue arrestado, con el cargo de conducir bajo la influencia del alcohol. Posteriormente, fue detenido en la cárcel del condado de San Mateo.

Aunque parezca raro, este no es el primer caso de este tipo que se presenta. Palo Alto Online reseña, que la Patrulla de Caminos de California ya había encontrado a un conductor ebrio y también dormido, al volante de un Tesla Autopilot.

En esa oportunidad, el incidente se presentó cerca del Puente de la Bahía. Se detectó que el conductor  había estado operando el vehículo, a pesar de haber consumido el doble del límite legal de alcohol permitido si se va a conducir.

En cualquier caso, lo sorprendente de esta nota, es que el automóvil pudo viajar al menos 7 millas en piloto automático sin desactivarse. Además, no se produjo ningún incidente de gravedad, pues el coche no colisionó con nada ni con nadie.

En este sentido, Tesla advierte que quienes usan la función de asistencia al conductor, deben mantener sus manos en el volante y estar preparados para asumir el control del coche si es necesario.

Responder

Introduce tu comentario
Introduce tu nombre