No cabe duda de que la pandemia de covid-19 ha generado un gran cambio en el comportamiento de nuestra especie, y no √ļnicamente en cuanto a c√≥mo nos relacionamos, sino tambi√©n en la forma en que nos desplazamos. En este retorno a la nueva normalidad, muchas ciudades europeas ‚Äďentre ellas Barcelona, Mil√°n y Par√≠s‚Äď han apostado por quitarle espacio a los coches para d√°rselo a las bicicletas, los VMP y los usuarios de la nueva movilidad. Se han dise√Īado nuevos carriles especiales para ciclistas y patinetes que permitir√°n reducir los desplazamientos urbanos en coche particular y, de paso, descongestionar el transporte p√ļblico en un contexto en el que esto es m√°s necesario que nunca.

Pero esto tan s√≥lo es una peque√Īa batalla ganada. Mientras tanto, la comunidad de usuarios de VMP y bicicletas todav√≠a exigen una serie de medidas para garantizar el correcto uso de las v√≠as y la seguridad de sus usuarios. Entre ellas est√°n: ampliar las redes ciclistas, reabrir los servicios de movilidad compartida, coordinar los sem√°foros para que la prioridad recaiga en los peatones y usuarios de la ciclopista, conseguir ciudades 30 (donde el l√≠mite de velocidad es 30 km/h para todas las v√≠as), hacer respetar los l√≠mites de velocidad, desarrollar ayudas a la compra de VMPs y bicicletas, facilitar espacios de aparcamiento seguro para este tipo de veh√≠culos e incluir los VMP en la educaci√≥n vial que se imparte en las escuelas e institutos.

Así crecen los VMP en Europa

Aunque la llegada de la pandemia causada por la Covid-19 supondr√° un freno a la econom√≠a mundial, lo cierto es que el sector de los patinetes el√©ctricos compartidos y otros VMP ser√° uno de los menos afectados. Seg√ļn datos de Markets&Markets, en 2020, el mercado mundial de servicios con veh√≠culos compartidos tiene un valor de 75 mil millones de d√≥lares, lo que supone una reducci√≥n interanual de tan solo un 2%.

En cambio, para 2021 el crecimiento imparable de este sector continuar√° intacto. Se espera que para el pr√≥ximo a√Īo el mercado de la movilidad compartida alcance un valor de 117 mil millones de d√≥lares, lo que se traduce en un crecimiento del 55,6% en los pr√≥ximos 12 meses. Esto ser√° posible gracias al aumento en la necesidad de contar con un veh√≠culo personal en una sociedad cada vez m√°s urbanizada, el declive de la industria automotriz y la decadencia del autom√≥vil en propiedad, as√≠ como los objetivos de emisiones de CO2 cada vez m√°s exigentes que los gobiernos est√°n imponiendo tanto a los fabricantes de coches como a las ciudades.

Tradicionalmente, en pa√≠ses europeos como Francia, Italia, Espa√Īa, Holanda, Dinamarca y Suecia, la preferencia por el uso de la bicicleta como principal medio de transporte en el √°mbito local es un hecho indiscutible: entre el 15% y el 45% de los recorridos de entre 7 y 10 kil√≥metros se realizan en bicicleta. La bicicleta es un medio de transporte simple y barato, al alcance de todo el mundo, que adem√°s te provee de una actividad f√≠sica ligera que te ayuda con la salud. Pero con la llegada de las bicicletas el√©ctricas o pedelec, las cuales cuentan con la asistencia de un motor el√©ctrico, este eficiente y popular medio de transporte se ha democratizado todav√≠a m√°s, facilitando su uso a personas con menor capacidad f√≠sica o habitantes de zonas menos accesibles y con pronunciadas pendientes.

Los patinetes el√©ctricos, imparables en Espa√Īa y Europa

Por su parte, el uso del patinete el√©ctrico como principal medio de transporte en recorridos cortos y urbanos no ha hecho m√°s que crecer exponencialmente en el √ļltimo lustro. Entre 2016 y 2017, el n√ļmero de patinetes el√©ctricos no ha hecho m√°s que cuadruplicarse hasta alcanzar las 350.000 unidades. Desde entonces el crecimiento ha seguido una tendencia exponencial, multiplicando la cifra por tres en 2018 (+1.000.000) y continuando con esta tendencia alcista en todo 2019. En cuanto al uso privado de patinetes el√©ctricos por mercados, Espa√Īa es el pa√≠s con mayor crecimiento (498% anual), seguida de Francia, Alemania e Italia. De hecho, el 55% de todos los patinetes el√©ctricos se encuentran en Espa√Īa y Francia. Lo mismo sucede con la expansi√≥n de los servicios de micromovilidad compartida, pues desde 2019 la mayor√≠a de pa√≠ses europeos cuentan con patinetes el√©ctricos de alquiler en sus ciudades. De nuevo, Espa√Īa y Francia lideran la adopci√≥n de este servicio, siendo las ciudades de Madrid, Par√≠s y Barcelona las que cuentan con un mayor n√ļmero de patinetes de alquiler. Les siguen Berl√≠n, Mil√°n, Roma y Niza.

Por si fuera poco, muchas compa√Ī√≠as europeas de carsharing est√°n empezando a ofrecer patinetes el√©ctricos de alquiler como alternativa para el transporte de √ļltima milla en las ciudades europeas. Es el caso de Swiss Mobility y la austr√≠aca √ĖAMTC, que ofrecen este servicio desde 2018. Esta tendencia continu√≥ durante 2019 y en la actualidad se est√° expandiendo hacia las grandes marcas de autom√≥viles: el fabricante espa√Īol SEAT se asoci√≥ a Segway para lanzar su primer patinete el√©ctrico y Skoda hizo lo propio acompa√Īando uno de sus m√°s recientes lanzamientos. ¬ŅLe habr√° visto la industria del autom√≥vil las orejas al lobo?

Responder

Introduce tu comentario
Introduce tu nombre