Un estudio encargado por la empresa Shimano a la consultora YouGov ha revelado que uno de cada cuatro ciudadanos europeos desearían realizar sus desplazamientos diarios en bicicleta eléctrica. Este estudio independiente realizado a partir de 12.000 encuestas revela que España será el principal mercado para las e-bikes de toda Europa en los próximos años. Seguida por Italia, estos dos países del sur de Europa se postulan como los mayores compradores de bicicletas eléctricas debido al bajo ratio de adopción que tienen estos vehículos en la actualidad en nuestro país.

El estudio, denominado Shimano STEPS, ha llegado a la conclusión de que el 39% de los 46,6 millones de españoles quisieran utilizar una e-bike para desplazarse a sus puestos de trabajo. Esto, según la agencia que firma el informe, supondría triplicar la demanda de bicicletas eléctricas que existe actualmente. Se podría decir, a partir de la publicación de este estudio, que las ventas de e-bikes en España están a punto de dispararse, pero ¿cuál sería el motivo?

El 39% de los españoles quiere desplazarse en bicicleta eléctrica

Si las comparamos con el resto de estados de la Unión Europea, las ventas de bicicletas eléctricas en España van bastante por detrás del resto de naciones. De hecho, el mismo estudio afirma que en Holanda es el 47% de los ciudadanos los que desean cambiarse a la e-bike, pero la gran diferencia es que el 40% de ellos ya son usuarios habituales de bicicletas eléctricas para sus desplazamientos diarios. Resulta evidente que el margen de progresión para este nuevo medio de transporte en los países del centro de Europa es muy limitado, pero en cambio, en mercados como el español o el italiano, todavía hay mucho camino por recorrer.

Aunque no hay cifras oficiales al respecto, se estima que en España hay algo más de 100.000 bicicletas eléctricas de particulares circulando por las calles. Este número no ha hecho más que multiplicarse en los últimos años (en 2016 se contabilizaban 40.000 e-bikes), y lo seguirá haciendo. Tanto es así que las cifras de ventas podrían doblarse o triplicarse en los próximos 3 o 5 años, de forma que el mercado español de bicicletas eléctricas podría crecer hasta el medio millón de unidades repartidas en todo el país. Aún así, el estudio deja muy claro la preferencia de los ciudadanos de los países mediterráneos por las motocicletas, las cuales son consideradas como la principal alternativa a las e-bikes por parte del estudio.

«Es realmente alentador ver que en todos los mercados, las personas están dispuestas a cambiarse a la bicicleta eléctrica para mantenerse en forma y proteger el medio ambiente «.

Jeroen Van Vulpen, gerente de marca en Shimano

Ranking de preferencia por las bicicletas eléctricas en Europa

  1. Países Bajos 47%
  2. España 39%
  3. Italia 33%
  4. Bélgica 31%
  5. Noruega 27%
  6. Alemania 21%
  7. Dinamarca 21%
  8. Francia 18%
  9. Suecia 15%
  10. Reino Unido 11%

El estudio de YouGov también revela que las principales razones de los europeos para viajar al trabajo en bicicleta eléctrica son «mantenerse en forma» (34%), «proteger el medio ambiente» (30%), y «ahorrar dinero» (30%). Por el contrario, las personas que prefieren no utilizar la bicicleta alegan como principales motivos «la posibilidad de mal tiempo» (37%), «el coste de una bicicleta eléctrica» (34%) y «llegar al trabajo sudoroso» (25%).

Los ciudadanos del Reino Unido son los menos proclives a escoger la bicicleta eléctrica para ir al trabajo, pues solo el 11% dispuesto a hacer el cambio, muy por debajo del promedio europeo. La «posibilidad de mal tiempo» (43%) y «llegar a trabajar sudoroso» (35%) fueron las principales razones que la gente del Reino Unido dio para dejar de utilizar la bicicleta eléctrica en sus trayectos diarios.

Responder

Introduce tu comentario
Introduce tu nombre